Calendario

<<   Abril 2006  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Las inundaciones de Tartagal con nombre y apellido

Por Por César Raineri (*) - 10 de Abril, 2006, 22:20, Categoría: Corrupción - Violencia

La deforestación sin control de empresas petroleras y sojeras multiplica el escurrimiento torrencial de las aguas superficiales de Tartagal, Salta. Así lo señala el interesante editorial del diario La Arena.

El argumento del gobernador Juan Carlos Romero y funcionarios locales como Ruarte, intendente de Mosconi, y Valenzuela, de Tartagal, ambos pertenecientes al Partido Renovador de Salta, afirmando que las inundaciones que sufre la región responden a un problema de la naturaleza, es una brutal deformación de la realidad sobre el departamento San Martín, donde están localizadas estas dos poblaciones junto a Embarcación, Pocitos y Aguaray.


Todas ellas están al pie de los cerros y a la vera de la ruta 34. Las áreas petroleras rematadas durante el menemismo, están hoy bajo la propiedad de un puñado de empresas: Pan American Energy, Pluspetrol, Tecpetrol, Repsol y Petrobras, ellas están operando en las alturas de los cerros, son áreas de acceso totalmente retringido, áreas liberadas se podría decir. Tan es así, que los propietarios de esas tierras deben pedir permiso para su acceso, además están cubiertas por la yunga subtropical igual a la de Misionesï(son las únicas en el mundo).


Desforestación sin control.

Las empresas desforestan para la explotación petrolera, tanto para perforar como para el tendido de gasoductos o plantas de producción. Las áreas cerro arriba están devastadas, con lo cual el equilibrio hídrico ha colapsado. A esto hay que sumarle la deforestación cerro abajo en manos de, entre otras, Desde el Sur, la empresa de Francisco Macri productora de soja y otras especies. Esa empresa sola, ha desmontado en los últimos cinco años más de 10.000 hectáreas; y por este desmonte el agua que escurre desde de arriba (por acción de las petroleras) arrastrando lodo, no se detiene por que desapareció el monte gracias a los Macri y otros empresarios como él.


Esta es la causa principal. Las lluvias son cíclicas por estos lados, hay una época de sequía de unos seis meses entre abril y octubre, seguida de otra con lluvias tropicales. Es falso que ahora haya llovido más de lo normal (desde fines de enero a fines de febrero no llovió una gota). Que caigan 200 milímetros en tres o cuatro horas es normal en esta región.

El punto central de colocar a la naturaleza en el centro del problema, hace recordar a Bush y Nueva Orleans. Se sabía que el Katrina llegaría pero la ayuda llegó tarde.


En Salta no se quiere hablar de las petroleras por miedo a que llueva, no agua sino acciones penales y deban pagar cuantiosas indemnizaciones. Kirchner y Romero no dijeron ni una palabra sobre esto, no vaya a ser que despierten la ira de las petroleras que ya están en un pantano del otro lado de la frontera con Evo Morales y una causa por contrabando de gas por parte de Repsol.


Indemnización selectiva.

La otra cara de la moneda, es la perversidad de Romero-Kirchner, obligando a las víctimas a pagar por sus casas, pues éstas no se entregan como indemnización sino como planes de viviendas, y es sabido que en algunos casos ya estaban listas para ser entregadas. El diario Clarín del jueves último, denunció un negociado vinculado a esta operación.

Las riberas del río Tartagal deberán ser abandonadas a ambos lados unos cien metros. Son áreas que serán expropiadas; de un lado está un barrio de clase media acomodada que, según la noticia, serán indemnizados. Pero los del otro lado (Villa Saavedra), los pobres, serán reubicados en viviendas a pagar, ya que el valor de las que tienen es menor a la de los barrios a entregar. Una canallada que traslada el pago de la catástrofe a los pobres y la especulación a los que tienen recursos.


Mientras tanto, los medios nacionales no quieren colocar en medio del debate a los responsables, ya que afectaría directamente a los propios gobiernos. Este es el panorama real, mientras tanto la población ya realizó varias marchas que se buscan aplacar con ordenanzas municipales para desmovilizar a la población, junto a una militarización creciente de gendarmería y policía provincial. Igual que en Las Heras, Santa Cruz. ¿Será que las petroleras abren el paraguas?.

.

Armando Maronese

.

(*) Diario La Arena (LP)

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com