Calendario

<<   Febrero 2006  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28      

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

La segunda revolución sexual

Por Mario Diament - 12 de Febrero, 2006, 1:52, Categoría: General

Hay 8.840.000 referencias a la locución "passion parties" en el buscador de Yahoo. La mayoría son ofertas y demandas de vendedoras para esta floreciente actividad que consiste en organizar reuniones de mujeres (generalmente de 40 para arriba), hacerles una animada presentación de las bondades y posibilidades del sexo en la segunda edad y luego venderles una colección de lencería erótica, cremas estimulantes, condones comestibles, vibradores y otros imaginativos juguetes de dormitorio.

El método de comercialización es el mismo de los productos Avon: venta directa y personalizada en casas particulares, habitualmente en el marco de una reunión organizada en el hogar de alguna voluntaria. Las vendedoras no son mujeres en minifalda, con pestañas postizas y la palabra sexo pintada en la frente, sino curtidas madres de familia, que llegan manejando sus autos cargados con toda la parafernalia en el baúl.

Y la clientela no es muy diferente de ellas. El centro neurálgico de los passion parties es el sur norteamericano, la región conocida como el cinturón bíblico, donde las personas preparan tortas de manzana, son temerosas de Dios y acuden a la iglesia todos los domingos.

Para Gail Sheehy, autora de "Transiciones", "El pasaje silencioso" y otros 12 best sellers que exploran el mundo afectivo y erótico de la mujer, el despertar sexual de la segunda edad equivale a una verdadera revolución. Es lo que plantea en su último libro ("El sexo y la mujer avezada"), que se ha convertido en un éxito de ventas y es el comentario obligado en las oficinas, los restaurantes, peluquerías y otros sitios donde converge este sector.

Sheehy define a "la mujer avezada" como una mujer picante, sazonada, marinada en la experiencia de la vida. Puede ser alternativamete dulce, promiscua, efervescente o suave. Puede ser maternal y juguetona, mandona y sometida, dura y delicada. Es, por sobre todo, una mujer que sabe quién es y está comprometida con vivir plena y apasionadamente la segunda mitad de su vida.

Su libro describe un universo de estas mujeres vitales y liberadas, algunas casadas y otras no, que se resisten a conformar el estereotipo de la segunda edad. Este es el mismo universo que ha hecho la fortuna de Passion Parties, Inc., la empresa de Brisbane, California, cuyas ventas superaron el año pasado los 20 millones de dólares.

La compañía, cuya presidenta es una abuela de Arkansas llamada Patricia Davis, tiene 4.000 representantes -amas de casa, ex maestras, jubiladas- que recorren ciudades y pueblos organizando estas reuniones de las que participan mujeres que nunca se atreverían a pisar un sex-shop o visitar un sitio porno en Internet.

Según admiten las vendedoras, las sesiones son una combinación de educación sexual, terapia de grupo y presentación comercial, donde las clientas potenciales son invitadas a "saborear, tocar y sentir", prueban cremas y lociones y se familiarizan con la operación y función de los juguetes y adminículos. Y si bien la estrategia de venta de Passion Parties no excluye el abordar conversaciones acerca del sexo casual y el adulterio, la filosofía empresaria está dirigida a alentar la relación matrimonial y hacerla más creativa, seductora y excitante.

La vendedora número uno es C. J. Haynes, bautizada "la primera dama de Passion", una abuela de 60 años que maneja un Mercedes-Benz y carga una pistola de mango de nácar para proteger sus posesiones. El grupo que comanda vendió 5 millones de dólares en productos en 2004.

Según Sheehy, muchas mujeres en la segunda edad están descubriendo por primera vez el orgasmo y disfrutándolo enormemente. Un reciente estudio demostró que dos tercios de los divorcios en parejas mayores de 40 años, son iniciados por las mujeres y las ventas de vibradores están batiendo récords, particularmente dentro del cinturón bíblico.

Un boom editorial

El libro de Sheehy acompaña una explosión del mercado editorial, que recién está descubriendo la necesidad de muchas mujeres en la edad en que sus hijos se han ido a la universidad, y sus maridos pasan más tiempo con el televisor y la computadora que con ellas de entender su sexualidad y, en algunos casos, sus propios cuerpos.

En la misma categoría que "El sexo y la mujer avezada", hoy se encuentran títulos como "Mejor de lo que esperaba: Hablando francamente de la vida sexual después de los sesenta", de Joan Price; "Los próximos 50 años: Una guía para mujeres en la mitad de la vida y más allá", de Pamela Blair, e "Inventando el resto de nuestra vida: Mujeres en la segunda adultez", de Suzanne Braun.

Pero no todos están convencidos de que el frenesí sexual en la segunda edad sea bueno para la salud. La doctora Bárbara Bartlik, una psiquiatra de la Universidad de Cornell, opina que el sexo irresponsable cuando una mujer se acerca a los 50 años, puede resultar peligroso.

Algunas mujeres pueden hacer que sus hormonas les provoquen sentimientos y emociones adolescentes, y otras mujeres casadas pueden arruinar sus matrimonios por una aventura. "Muchas veces es preferible la fantasía que la acción o sublimar en alguna otra dirección creativa", concluye.

.

Mario Diament

.

AM

.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com