Calendario

<<   Febrero 2006  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28      

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

En USA aceptan el espionaje telefónico

Por Armando Maronese - 11 de Febrero, 2006, 18:27, Categoría: EE.UU. y sus acciones

La psicosis al terrorismo desvela a los estadounidenses, y es lógico que así sea. Pero también el presidente George W. Bush, se aprovecha de la situación para favorecer sus iniciativas, que a su vez alientan la psicosis: un círculo fatal. Ahora, crece entre los estadounidenses la aceptación de las escuchas telefónicas, sin necesidad de orden judicial previa, como mecanismo gubernamental posible de anticipar atentados. La psicosis le gana a la libertad. Es un mal camino, ¿es el único camino posible?

La campaña del presidente George W. Bush para convencer al público de que el programa de escuchas telefónicas del gobierno es una herramienta antiterrorista fundamental ha surtido efecto, sugiere una nueva encuesta de AP Ipsos (http://www.hipsos-na.com)

Cerca del 48% de la población entrevistada, avala ahora el programa gubernamental para interceptar comunicaciones telefónicas y electrónicas, sin necesidad de una autorización judicial. Se trata de llamados efectuados en USA con presuntos lazos terroristas.

El porcentaje aumentó con respecto al 42% del mes pasado. La mitad de los encuestados dijo que el gobierno debería obtener una orden judicial, menos que el 56% de hace un mes.

Los sectores donde se vio un mayor aumento de la confianza hacia el Presidente fueron los hombres y los conservadores.


Después de semanas de insistir en que la difusión de los detalles podría beneficiar al enemigo y perjudicar al programa, la Casa Blanca dio marcha atrás el miércoles, y ofreció información a legisladores del comité de inteligencia de la Cámara de Representantes. El jueves, el Senado obtuvo detalles sobre el programa, administrado por la Agencia Nacional de Seguridad (NSA).


El secretario de prensa, Scott McClellan, manifestó que la Casa Blanca escuchará las ideas que los legisladores tengan sobre leyes, pero Bush ha indicado que se opondrá a cualquier intento de comprometer al programa.


La decisión de darle al Congreso más información, tuvo lugar en momentos que el presidente del Comité Judicial del Senado, el republicano Arlen Specter, anunció que estaba redactando un proyecto de ley sobre el tema. La iniciativa requeriría que un tribunal especial revise la constitucionalidad del programa, en lo referido a las comunicaciones internacionales relacionadas con el terrorismo, cuando una de las partes de la llamada esté en USA.


Tuvo lugar también cuando la representante oficialista Heather Wilson, presidenta del subcomité de inteligencia que supervisa a la NSA, pidió una revisión completa del programa.

"La seguridad del pueblo estadounidense, depende de nuestra habilidad para saber con quién están hablando los terroristas y qué están planificando", aseguró el presidente George Bush.


Bush ofreció un discurso desde la sede de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés) en las afueras de Washington.


NSA es el centro de espionaje más grande y secreto de los Estados Unidos, mayor que su más famosa afiliada, la CIA. Tan secreta, que hasta 10 años atrás el gobierno no reconocía oficialmente la existencia de la NSA.


"Cuando Bin Laden dice que va a hacer daño de nuevo a los estadounidenses, o a intentarlo, lo dice en serio. Yo me lo tomo en serio y la gente de la NSA se lo toma en serio" afirmó Bush.


"Debemos tener la capacidad de saber, cuándo alguien vinculado a al-Qaeda se comunica con alguien dentro de USA", dijo Bush, quien asegura que todo se debe al aprendizaje obtenido de septiembre de 2001.


Bush se refirió al Programa de Vigilancia Antiterrorista, nombre que la Casa Blanca da a lo que la prensa ha bautizado como el "espionaje doméstico ilegal".


A fines del año pasado, el diario "The New York Times" reveló que desde el 11 de septiembre de 2001, el gobierno intercepta comunicaciones telefónicas de sospechosos de actividades extremistas sin aprobación de tribunales, como suele corresponder en esos casos.


El gobierno asegura que el presidente tiene "potestad constitucional", ratificada por el mandato que le dio el Congreso, para buscar a los responsables de los atentados del 2001.

"Los terroristas van a hacer todo cuanto puedan por atacarnos y yo voy a seguir haciendo lo que esté dentro de mi capacidad legal para detenerlos. Los terroristas se mezclan con la población estadounidense. Ellos reciben sus órdenes desde el exterior y emergen para golpearnos desde dentro", dijo Bush.


Desde 1978 la ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera, prohíbe la vigilancia en territorio de USA a ciudadanos estadounidenses, a menos que un tribunal especial lo autorice.

.

Armando Maronese

.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com