Calendario

<<   Enero 2006  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Te invito a brindar

Por Armando Maronese - 2 de Enero, 2006, 11:20, Categoría: Sociedad - Estilo de vida

¡Año nuevo, vida nueva! ¡Espero que el año que viene me vaya mejor! ¡Qué año que tuve! Frases como estas son las que decimos al terminar el año...

Hacer un balance, una evaluación de lo que vivimos significa detenerse o detener el tiempo e intentar mirarse interiormente, analizarse, lograr ver las cosas positivas y negativas que me motivaron y, por supuesto, las que hice para alegrar al otro.

En un mundo como el de hoy, una sociedad tan acelerada, cambiante y donde no sólo las noticias son viejas a la hora, es muy difícil "hacerse solitario" por un momento. Muchas veces, el silencio interior se transforma en un desconocido, en alguien que intentamos evitar cruzar, ni siquiera nombrar..., la soledad.

Soy un convencido que para evaluar, para colocar en la balanza de la vida, los aspectos positivos y negativos debo aislarme, debo reencontrarme conmigo mismo, con ese ser que llevamos dentro, que es nada más ni nada menos mi identidad.

Al verme tal cual soy, en ese espejo de la interioridad, puedo describir aquellas cosas que durante el año transcurrido me hicieron feliz y las que no, aquellas difíciles de asumir, las que me llevan a decir con gran negatividad: ¡ojalá tenga un año mejor!

De esta manera, podré mirar con felicidad y con orgullo lo que he hecho durante el año, sabré que hay cosas que no deberé hacer o que tengo que darle más énfasis a esto y no a lo otro.

Es un tiempo ideal para reencontrarse con aquellas personas que estoy distanciado, aprender a pedir perdón, un perdón que emane de lo más profundo, donde se encuentra aquél espejo del alma: mi ser... Es un tiempo para dejar atrás los rencores, las envidias, el orgullo y, por sobre todo, las heridas y comenzar nuevamente...

Los invito a que hagamos este día, antes de levantar la copa y desearnos feliz año nuevo, nuestro balance personal, que miremos nuestras debilidades e intentemos superarlas, que no tengamos miedo a lo que la vida nos va tejiendo, que miremos nuestros dones y que lo utilicemos para hacer el bien, para ayudar a crecer a otros, porque de esa manera crezco yo, que miremos a nuestro alrededor e intentemos modificar, por pequeño que sea, nuestro ámbito, de esa manera construiremos un futuro mejor...

Desde aquí les deseo un feliz año, que el 2006 traiga paz y alegría, salud y trabajo y que podamos juntos luchar por un mundo más solidario y fraterno...

Levantaré la copa y brindaré por tí, por nosotros, para que esta puerta que se abre y que nos llama a ingresar, renovados y con proyectos,  sea un año de esperanzas y más humano... y tu ¿por qué brindarás?

.

Armando Maronese

.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com