Calendario

<<   Noviembre 2005  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Un final entre el desprestigio y la soledad

Por Nelson Sandoval Díaz - 25 de Noviembre, 2005, 21:06, Categoría: Corrupción - Violencia

A horas de cumplir 90 años, el ex dictador chileno Augusto Pinochet, suma un nuevo proceso a su complicada situación judicial, que lo envuelve en una madeja de desprestigio, y fue abandonado por quienes lo consideraban padre de la patria y constructor del nuevo Chile.

Su procesamiento por evasión tributaria, falsificación de instrumento público, falsificación de pasaportes y omisión de bienes en una declaración jurada es el tercero que lo afecta en lo que va del nuevo siglo.

El declinar de Pinochet comenzó en octubre de 1998, cuando fue detenido en Londres a pedido del juez español Baltasar Garzón, que lo procesó por genocidio, terrorismo y torturas, y lo mantuvo 17 meses en la capital británica, hasta que el gobierno británico le permitió regresar a Chile por razones humanitarias.

Ya en Chile, Pinochet perdió su escaño vitalicio en el Senado y las querellas en su contra se acumularon hasta sumar más de 300, investigadas por el juez Juan Guzmán.

El 01 de diciembre de 2000, Guzmán procesó a Pinochet y ordenó su arresto en el caso Caravana de la Muerte, en el que se ejecutaron a 75 opositores políticos. Posteriormente, la Corte de Apelaciones rebajó de autor a encubridor el papel de Pinochet en esos delitos y a mediados de 2002 la Corte Suprema lo exoneró, sobre la base de un informe médico que le atribuyó una "demencia subcortical".

El diagnóstico sirvió a Pinochet para eludir otros juicios, entre ellos el caso Conferencia, relativo a la desaparición, en 1976, de todos los dirigentes del Partido Comunista.

Pero Guzmán no cejó en la investigación y en diciembre pasado lo procesó y ordenó su arresto en el juicio por los crímenes de la Operación Cóndor. El procesamiento de Pinochet por 19 desaparecidos, fue ratificado por la Corte de Apelaciones, y la Corte Suprema lo exoneró en junio por las mismas razones médicas anteriores.

Pero la supuesta demencia de Pinochet comenzó a derrumbarse desde julio de 2004, cuando el juez Sergio Muñoz comenzó a investigar el origen de su fortuna, tras el descubrimiento de sus millonarias cuentas secretas en Estados Unidos. Las complejas operaciones financieras que el ex dictador tramó para mantener oculta su fortuna, desplomaron el argumento de su incapacidad mental.

Muñoz dejó el caso hace algunas semanas, al ser ascendido a la Corte Suprema; en su lugar fue nombrado Carlos Cerda, lo que para Pinochet significó, según los querellantes, escapar de la olla para caer en las brasas.

En pocas semanas, Cerda completó el cerco, interrogó cuatro veces a Pinochet y ayer lo procesó y ordenó su arresto domiciliario.

De forma paralela ha avanzado el juicio por la Operación Colombo, que el juez Guzmán dejó el pasado abril, al jubilarse. El pasado 6 de julio, Pinochet fue desaforado en este caso, para ser investigado por 15 de las 119 víctimas de esa operación y el nuevo juez del caso, Víctor Montiglio, tras ordenar nuevos exámenes médicos que determinaron que está mentalmente apto para afrontar un juicio, logró avances decisivos.

Montiglio tiene el caso a punto de dictar un procesamiento, que ya fue solicitado por los querellantes.

Así, el panorama judicial de Pinochet se ha oscurecido de tal manera que su abogado defensor, Pablo Rodríguez, ha terminado por reflotar un lenguaje olvidado desde hace años, al atribuir las penurias de su cliente a "una persecución del marxismo internacional".

.

Por Nelson Sandoval Díaz

De la agencia EFE

.

AM

.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com