Calendario

<<   Noviembre 2005  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Opción: la corrupción

Por Norberto Firpo - 21 de Noviembre, 2005, 0:45, Categoría: Opinión

Si usted es argentino no ande con titubeos. No vacile.

 

Si usted es argentino, no ande con titubeos, está en perfectas condiciones de plantearse las siguientes alternativas: puede fluctuar entre la honestidad y la deshonestidad y comportarse como flor de vivillo cuando las circunstancias le sean propicias; puede burlar la ley y acallar la voz disfónica de su conciencia si eso le brinda oportunidad de obtener tal o cual beneficio, o bien escucharla y obrar en consecuencia para que luego los muchachos del café se le rían en la cara; puede, en fin, hacer el papel de tonto, atacado por melindres, y aparecer como oveja blanca en un redil de ovejas negras, o bien puede ser un astuto lobo estepario y cometer cuanta tropelía venial el país le consienta.

 

El mes pasado, en vísperas del partido de fútbol entre la Argentina y Uruguay, unos cuantos medios de prensa perpetraron encuestas públicas encaminadas a discernir si el equipo de este lado del Río de la Plata debía dejarse ganar y así regalarle los puntos al equipo de la otra ribera, o si correspondía jugar lealmente, como exigen las reglas de la decencia deportiva. Aunque el asunto es baladí, la alternativa fue planteada con tranquilo desparpajo, sin que nadie alzara objeciones, y eso demuestra cuán arraigado está aquí el concepto de que la corrupción es un camino posible: parecería que si determinada actitud tramposa sirve a tus gustos y conveniencias, entonces, querido, ¡adelante con los faroles, no lo pienses más, sé tramposo!

 

Sólo a contar desde 1980, la corrupción le costó al país 10.000 millones de dólares, informó el Centro de Investigación y Prevención de la Criminalidad Económica, entidad que reúne a cuatro organizaciones no gubernamentales. Desde entonces, la justicia porteña encontró culpables sólo a dos de cada cien sospechosos de haber usurpado caudales del Estado, en tanto centenares de causas libradas por idéntico motivo disfrutan balsámico cajoneo o se diluyen en el esplendoroso limbo de la prescripción. Si tanto sabandija que impulsó la deshonra nacional anda por ahí, tan campante, es porque la Argentina habilita dos caminos para transitar la vida: el de la virtud moral es un sendero pedregoso, que abunda en requiebros; el del malevaje de guante blanco es una autopista, sin inspectores que castiguen los excesos de velocidad.

 

En un país así adulterado, ¿cómo pretender que el buen señor que pasea su lindo caniche se reconozca en la obligación de recoger la caca que el animalito deposita en la vereda? Es otro ejemplo baladí, pero sirve para redondear esta certeza: el papel de tonto no les sienta a los argentinos. Sí, en cambio, el de transgresor y ventajero, porque ése es el mensaje que le trasmiten desde arriba los propios políticos.

.

Norberto Firpo

.

AM

.

 

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com