Calendario

<<   Noviembre 2005  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

En EE.UU. consideran que es vacía la relación con Kirchner

Por Hugo Alconada Mon - 21 de Noviembre, 2005, 0:34, Categoría: Opinión

El gobierno argentino deberá replantear su relación bilateral con la Casa Blanca si desea tener un diálogo beneficioso para ambos países y, en especial, para la Argentina en la antesala de sus negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), indicaron funcionarios republicanos y diplomáticos de ambos países consultados en los últimos días.

 

"La relación entre ambos países es una relación vacía, que no beneficia realmente a ambas partes, y el gobierno argentino no se muestra interesado en desarrollar una mejor relación, ni tampoco en mostrarse más previsible, aun en sus críticas, ante los Estados Unidos", criticó una fuente republicana del estratégico Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

 

Miembros de la cancillería argentina, confían en que la influencia que puede tener el país en los "intereses estratégicos" de la Casa Blanca en la región -que incluyen Venezuela, Haití y Bolivia-, puede "compensar" los cruces bilaterales en otras áreas. Pero ésa es una visión incompleta, de acuerdo con los funcionarios norteamericanos.

 

"La Argentina no es confiable hoy y el Gobierno debe mostrar cuáles son sus intereses reales. Brasil está mucho más involucrado en el futuro de Bolivia o de Venezuela o de Haití por intereses estratégicos propios", afirmó una fuente republicana de contactos fluidos con el Departamento de Estado. El miércoles último, el embajador ante la Casa Blanca, José Octavio Bordón, se reunió a solas con el subsecretario de Estado para América latina, Tom Shannon, para "plantear la agenda hacia adelante", según trascendió.

 

Pero, a dos semanas de la clausura de la Cumbre de las Américas, el malestar de la Casa Blanca por lo ocurrido en Mar del Plata abarca no sólo al gobierno argentino. También incluye a varios funcionarios de la propia administración republicana.

 

El malestar del presidente George W. Bush, se concentra en algunos sectores que habrían pronosticado erróneamente cómo podía desarrollarse la cumbre o cómo influir y convencer a otras delegaciones para que apoyaran la visión estadounidense sobre el impulso al libre comercio, según trascendió de fuentes oficiales.

 

El funcionario de más alto rango que enfrenta críticas, es el embajador ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), John Maisto, a cargo de coordinar este tipo de cumbres regionales, indicaron dos fuentes republicanas con acceso rutinario a la Casa Blanca.

 

Maisto lleva dos años en la OEA y le resta uno antes de iniciar, quizá, su retiro profesional.

 

Las versiones que circulan en Buenos Aires exponen, en tanto, que el embajador Lino Gutiérrez también podría ser removido, tras negociar varios aspectos de la cumbre con funcionarios de la cancillería argentina, y que sería reemplazado por un funcionario de mayor rango.

 

El Departamento de Estado lo negó. "No ha habido una discusión sobre eventuales reemplazos. Eso es oficial y puede citarme", dijo el vocero para América latina, Eric Watnik. "Los embajadores usualmente duran tres años en sus asignaciones y el embajador Gutiérrez lleva dos años en Buenos Aires. Por tanto, no comentaremos sobre algo que ni siquiera está planteado", destacó.

 

"No creo que puedan removerlo por el fracaso de la cumbre". "No, no lo creo. Lo que ocurrió en la cumbre era previsible; lo que molestó es que la Argentina no anticipó la belicosidad de sus críticas", dijo.

 

"Furioso"

 

Las versiones, sin embargo, también circulan en esta capital. Señalan a gente de confianza de Noriega. En especial, a Maisto, a Charles Shapiro, que continúa como segundo en el área para América latina, y hasta a Dan Fisk, que reemplazó a Shannon en el Consejo de Seguridad Nacional.

 

La alarma real sonó el domingo último, cuando un columnista conservador de The Washington Post y de la CNN, Robert Novak, expuso que Bush estaba "furioso con la preparación de su staff para la cumbre en la Argentina, donde sus propuestas de comercio afrontaron una oposición inesperada".

 

Novak es el periodista que provocó el escándalo CIA-gate, que ya derribó a la mano derecha del vicepresidente Dick Cheney, Lewis Libby, y que podría forzar la caída del estratego político y electoral de Bush, Karl Rove. De excelentes contactos dentro de la administración, muchos sospechan que el propio Rove es uno de sus informantes habituales.

 

"Se dijo que el Presidente estaba particularmente enojado con el trabajo de preparación para la cumbre de su equipo del Consejo de Seguridad Nacional -escribió Novak-, lo que se sumó al malestar de Bush al tener que lidiar con los manifestantes violentos y los hostiles presidentes liderados por el de Venezuela, Hugo Chávez, e incluyendo al de la Argentina, Kirchner."

 

Por Hugo Alconada Mon

.

AM

.

 

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com