Calendario

<<   Noviembre 2005  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Una vida dedicada a la búsqueda del poder

Por Lucas Colonna - 15 de Noviembre, 2005, 0:02, Categoría: Opinión

"¿Sabés lo que pasa? Los hombres que pisan la alfombra roja de la Casa Rosada siempre quedan tarados por el poder. Por eso las cosas salen mal."

 

Corría la crisis de 2001-2002, y Cristina Fernández de Kirchner evaluaba ante un periodista, los difíciles tiempos que vivía el país. La fugaz presidencia de Adolfo Rodríguez Saá caía por el abismo y los mandatarios provinciales, entre ellos su marido, por entonces gobernador de Santa Cruz, decidían sobre la institucionalidad de la patria.

 

Un año después, en mayo de 2003, acompañaba a Néstor Kirchner en una plácida caminata por esa misma alfombra, sólo que esta vez su actitud parecía haber cambiado: el poder estaba ahora en manos de su esposo, y, junto con él, haría lo imposible por retenerlo y potenciarlo.

 

Con estas votaciones, Cristina Fernández dio justamente un paso más en la consecución de esos objetivos y proyectos: los de una vida que estuvo, está y estará signada por la búsqueda y la acumulación del poder político.

 

Cristina Fernández nació en La Plata el 19 de febrero de 1953. Se casó con Néstor Kirchner en 1975, luego de seis meses de noviazgo. Se conocieron en la Facultad de Derecho de La Plata, donde ambos estudiaron.

 

En aquellos años, militó en la Juventud Universitaria Peronista (JUP), y se involucró en los operativos para traer de regreso de Europa a Juan Domingo Perón. Ella dice que nunca tomó las armas y que rompió con su agrupación cuando radicalizó su accionar.

 

En 1976 se trasladó a Río Gallegos, ciudad natal de Kirchner. A pocos días de haber arribado, ambos estuvieron en prisión un mes por averiguación de antecedentes. Al salir de la cárcel, abrieron un estudio jurídico, que fue la base desde la cual se lanzaron a la política.

 

Fernández ocupó su primer cargo público en 1989. En ese año, fue elegida diputada provincial. Luego, en 1993, fue diputada provincial. En 1994 fue convencional constituyente y en Santa Fe, se opuso a la cláusula de reelección presidencial que imponía Carlos Menem, aunque en su provincia fue una fiel promotora de la reelección de su esposo. En 1995 la eligieron senadora nacional. Abandonó su mandato y asumió como diputada nacional en 1997. En 2001 fue elegida senadora por Santa Cruz, cargo que mantuvo hasta ayer, que resultó electa por Buenos Aires.

 

Es una experta en el arte de llamar la atención y, pese a que reniega de la prensa, vive pendiente de ella. Su hija, Florencia, casi nació en medio de una sesión parlamentaria de 1990 en la Legislatura santacruceña, en la que transcurría un juicio político contra el ex gobernador Ricardo Del Val. Sus anhelos políticos estaban a la vista de todos: embarazada de ocho meses, Fernández estaba sentada en su banca cuando empezaron las contracciones.

 

Más que cualquier otra cosa, a ella la aterraba el hecho de que los diarios difundieran fotos de esa situación. "Pensé que si llegaba a romper bolsa y tenía un hijo arriba de la banca iba a salir hasta en el New York Times", dijo años después.

 

No es ésta la única pauta de la importancia que concede a los flashes. Su preocupación por la estética es un rasgo definitorio de su personalidad, obsesiva al extremo. Cada vez que surge el tema adopta una posición defensiva.

 

"Si a una modelo no le preguntan por la guerra de Irak, ¿por qué a mí me tienen que preguntar si me cambié el peinado o dónde me compro la ropa?", dice en el libro "Reina Cristina", escrito por Olga Wornat.

 

Cuida su aspecto exterior tanto como sus declaraciones públicas. Se levanta con Kirchner y desayuna liviano: té y frutas. Luego hace ejercicios en los jardines de la residencia de Olivos.

 

Con sólo ver su rutina matinal, sus colaboradores dicen que se puede saber si está de buen ánimo o si hay que evitarla. Ocurre que hace ejercicios sólo luego de leer los diarios con Kirchner. Si las noticias son críticas, se enardece y opta por el trote implacable. Si los títulos son complacientes, decide caminar a media marcha.

 

En ámbitos oficiales y periodísticos, se rumorea que su performance electoral del mes de octubre es, en verdad, la antesala para otro proyecto: pelear por la presidencia de la Nación en el 2011, luego de un eventual intento reelectoral de su marido, en 2007. En poco tiempo más se sabrá si aspira o no, a ser la mujer que camine por la alfombra roja.

.

AM

.

 

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com