Calendario

<<   Noviembre 2005  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

La miseria, la cara oculta de las grandes ciudades europeas

Por Katrin Bennhold - 13 de Noviembre, 2005, 1:47, Categoría: Sociedad - Estilo de vida

Las calles de París, Roma y Berlín, con sus históricas y espléndidas líneas arquitectónicas, sus elegantes casas de alta costura y sus repletos restaurantes, tal vez den la impresión de una riqueza ampliamente compartida y del confort del siglo XXI.

 

Pero oculta detrás de las fachadas ornamentadas y de las avenidas ultramodernas de muchas ciudades europeas existe una realidad paralela. Muy frecuentemente, esa realidad -personas hacinadas en viviendas del casco céntrico, deterioradas construcciones suburbanas e incluso campamentos al aire libre sin instalaciones sanitarias-, irrumpe en la más tolerante conciencia europea.

 

Los individuos más pobres de la sociedad, muchos de ellos inmigrantes, viven en condiciones que a una gran franja de la población le resultan difíciles de imaginar hasta que accidentes fatales o disturbios como los de los últimos días en Francia las catapultan a la primera plana de los medios. En París, en abril y agosto de este año una serie de incendios mortíferos en los que murieron 48 inmigrantes del oeste africano conmovió a Francia al revelar la existencia de edificios peligrosamente decrépitos, a veces sin agua corriente y con instalaciones eléctricas riesgosas, en el corazón de la Ciudad Luz.

 

El año pasado, en Gran Bretaña, la muerte de 23 trabajadores chinos, que se ahogaron mientras recolectaban moluscos bivalvos en Lancashire en condiciones precarias, dejó perpleja a una opinión pública que en gran medida desconocía la explotación de trabajadores ilegales alojados pobremente por parte de "jefes de bandas delictivas".

 

Campamentos que se extienden en la periferia de Milán y las villas de emergencia en los alrededores de Lisboa dejan expuesta la vulnerabilidad de la creciente población de inmigrantes -tanto legales como ilegales- de Europa, así como los atentados de pirómanos contra viviendas de refugiados en Bélgica y Alemania.

 

"Esas condiciones representan el fracaso colectivo de nuestras sociedades ricas para resolver varios aspectos de la globalización", explicó Joaquim Soares, director de la red de refugios de emergencia de la Fundación Abbé Pierre para Albergar a los Desamparados, con sede en Francia.

 

En las deterioradas escalinatas de precarias viviendas parisienses, en las casas tomadas holandesas, en los improvisados campamentos italianos y en las villas de emergencia portuguesas, algunos de los más grandes desafíos de Europa convergen: la integración de un número cada vez mayor de inmigrantes, el precio cada vez más caro de las viviendas y el elevado índice de desocupación.

 

Allí donde esos tres factores confluyen, como en Francia o en Italia, las condiciones en las que vive la gente más pobre parecen ser peores. En ningún otro lugar la cuestión generó tanta controversia en las últimas semanas como en Francia, donde los precios del mercado inmobiliario aumentaron más del 15% el año pasado y donde el índice de desocupación se mantuvo alrededor del 10% en los últimos treinta años, lo cual hizo doblemente difícil que muchos hallaran una vivienda accesible.

 

Hogar se busca

 

Francia, un país de casi 60 millones de habitantes, asigna el 1,9% de su producto bruto interno al subsidio de viviendas, un porcentaje que figura entre los más elevados en la UE, y es considerada elevada la calidad de las 4 millones de viviendas de los planes sociales. Pero la demanda de viviendas subsidiadas actualmente supera a la oferta de 340.000 unidades en todo el país.

 

En París, los inmigrantes constituyen un tercio de los aspirantes a una vivienda subsidiada, según Jean-Yves Mano, el funcionario a cargo de los planes de vivienda. Suelen tener que esperar más tiempo hasta conseguirla y deben soportar, en el ínterin, condiciones de vida más sacrificadas.

 

Actualmente, Italia tiene 1.300.000 inmigrantes legales, una cifra desconocida de inmigrantes ilegales y un mercado inmobiliario en alza en el que los precios aumentaron aproximadamente el 9% el año pasado.

 

"El problema en Italia es dramático y es incluso peor para los inmigrantes", señaló Massimo Pasquini, de la mayor asociación de inquilinos del país.

 

Frente a la imposibilidad de encontrar un departamento, algunos inmigrantes optan por ir a vivir a campamentos improvisados en zonas industriales abandonadas o en terrenos próximos a las vías del ferrocarril en la periferia de grandes ciudades, entre ellas Roma, Milán y Torino.

 

Según un reciente informe de Naga, una entidad benéfica que ayuda a los inmigrantes, entre 6.000 y 8.000 personas vivían en campamentos en Milán a principios de este año, aunque algunos de ellos fueron arrasados por topadoras desde entonces. "En esos lugares, generalmente no hay agua corriente ni electricidad, ni calefacción, ni baños", advirtió Fabio Parenti, director de Naga.

 

Las asociaciones vinculadas a la vivienda expresan que en muchos países europeos, el problema no tiene tanto que ver con la financiación, sino con la voluntad política. Por ejemplo, en Francia habitualmente se ignoran las normas para que los distritos urbanos aseguren que el 20% de cada nuevo proyecto de construcción local sea asignado a planes sociales de viviendas. Los alcaldes a menudo prefieren pagar una multa simbólica de 150 o 180 dólares por cada unidad que falte en lugar de aceptar a inmigrantes o residentes pobres en su jurisdicción.

 

En Italia, el Estado suprimió la recaudación de un impuesto para la construcción de viviendas sociales.

 

Soares dijo que el verdadero interrogante es si la difusión periodística de los desastres con muertos, ejercerá suficiente presión sobre los políticos para que mejoren la situación. "¿La cuestión desaparecerá una vez más de la pantalla del radar hasta que se produzca otro accidente?", se preguntó.

.

AM

.

 

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com