Calendario

<<   Noviembre 2005  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Tres caminos fallidos hacia la integración en el continente

Por Craig S. Smith - 8 de Noviembre, 2005, 14:26, Categoría: Cumbre mundiales

Pocas semanas después de que los franceses miraron, entre fascinados y espantados, la anarquía de Nueva Orleáns tras el huracán Katrina, las imágenes de las bandas de jóvenes rebeldes que incendian autos sirvieron de incómodo recuerdo para Francia de su propia creciente subclase.

 

Hasta ahora, a pesar de que el daño ha sido elevado y la violencia se ha extendido en muchos municipios, no hay evidencia de que la agitación se haya aglutinado en un movimiento político más amplio. Los revoltosos parecen ser adolescentes más interesados en aparecer por televisión que en formular una declaración de principios coherente.

 

Pero el temor es que, estructuralmente, está surgiendo una subclase, no sólo en Francia sino también en el resto de Europa, que podría traer consigo delitos y fanatismo religioso.

 

El canciller francés, Philippe Douste-Blazy, advirtió que Francia corre el riesgo de perder la batalla de la integración, en sus barrios de inmigrantes frente a movimientos extremistas de base religiosa, es decir, el extremismo islámico. Sin embargo, hasta ahora los islamistas no están implicados en la cuestión, "porque los expondría a críticas y no ganarían nada", según Olivier Roy, un estudioso francés del Islam en Europa.

 

Francia y otros países europeos están pagando el precio de la historia. Existen tres modelos básicos de integración en Europa, que ha tenido una inmigración no europea en gran escala sólo a partir de la Segunda Guerra Mundial. Cada uno de los tres revela fallas.

 

Alemania y Austria siguieron la política del "trabajador-huésped". Se basaba en la idea de que los inmigrantes eran trabajadores temporarios que regresarían a sus respectivos países. Pero los "trabajadores-huéspedes" no regresaron y sus hijos nacidos en Europa, comenzaron a exigir la ciudadanía y la igualdad de derechos.

 

Alemania, hace poco, avanzó hacia una mayor integración: aunque aún es difícil convertirse en ciudadano alemán, hubo una ola de naturalizaciones en los últimos años y ahora los hijos de padres extranjeros reciben la ciudadanía al nacer. Cientos de miles de alemanes de antepasados turcos votaron en las recientes elecciones presidenciales.

 

Gran Bretaña siguió una política más parecida a la de los Estados Unidos, extendiendo la ciudadanía a los recién llegados y promoviendo el afianzamiento de comunidades étnicas que se ayudan entre sí y dan a los inmigrantes una voz política en la sociedad en general.

 

Los inmigrantes británicos procedentes de los países de la Commonwealth, durante los años 50 y 60 gozaban inmediatamente del derecho de votar, hasta que en 1981 la entonces primera ministra Margaret Thatcher, puso fin a esa práctica. Pero la ley ya había creado comunidades de inmigrantes políticamente poderosas, que se agruparon en pos de recursos y lucharon por sus derechos.

 

Un proceso más lento

 

Francia también ofreció la ciudadanía a sus inmigrantes, pero el proceso fue más lento. Además, muchos de los argelinos que llegaron para trabajar después de su guerra contra Francia, hace medio siglo, se resistieron a adoptar la ciudadanía.

 

No fue hasta que las naturalizaciones se hicieron más comunes, en los años 80, cuando los inmigrantes y sus hijos ya adultos comenzaron a desarrollar cierto poder político. Pero Francia desalienta todo lo que podría dividir a la opinión pública: para los franceses, la "formación de guetos" es una fuerza destructiva que aflige a los Estados Unidos.

 

Hasta los años 80, los extranjeros debían requerir la aprobación del gobierno para crear asociaciones. Aunque ahora no hay restricciones, Francia suministra poco apoyo y apenas aporta fondos a las organizaciones étnicas o religiosas. Recién en 2003 el gobierno promovió la creación de una organización islámica, como una especie de "paraguas", que pudiera representar a los musulmanes franceses para dialogar con el Estado.

 

Esa política acentuó los problemas, al prohibir toda forma de lo que los europeos conocen como "discriminación positiva" y los norteamericanos llaman "acción afirmativa". Es decir, la defensa de los derechos de las minorías.

 

En forma paralela, el gobierno francés suprimió expresiones culturales como el velo musulmán en las escuelas públicas, lo que provocó cierta sensación de exclusión entre los jóvenes franceses de origen árabe o africano.

 

El establishment político sigue confundido y alarmado, por el resurgimiento de un virulento nacionalismo teñido de racismo en las últimas elecciones nacionales. Ciertos políticos franceses advirtieron acerca de una islamofobia. Mientras tanto, los judíos señalan que Francia fomenta y permite el antisemitismo musulmán al orientar su política exterior hacia el mundo árabe.

 

Los jóvenes franceses de origen árabe están atrapados en el medio, y sostienen que están tan marginados de sus raíces como lo están de lo que consideran una prejuiciosa población en Francia.

 

El empleo, según coinciden casi todos los especialistas, es decisivo para resolver los problemas y acelerar la integración. El índice de desocupación entre los franceses de origen árabe y africano alcanza el 30% en algunos barrios.

 

Pero Francia está cambiando. El presidente, Jacques Chirac, designó en marzo al presidente de la empresa Renault, director de un consejo para combatir la discriminación en los puestos de trabajo y la asignación de viviendas. El país también debate si debe modificar las leyes, que no tienen en cuenta el factor étnico para permitir que la "discriminación positiva" contrarreste los prejuicios en el mercado laboral.

 

"La imagen de Francia como un país que no quiere reconocer la diversidad, es en parte cierta", dijo Patrick Weil, un especialista en inmigración e integración del German Marshall Fund, en París. "Sin embargo -agregó- se están debatiendo medidas para cambiar eso."

.

AM

.

 

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com