Calendario

<<   Noviembre 2005  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Bronca e impotencia de los marplatenses por los destrozos

Por Armando Maronese - 7 de Noviembre, 2005, 1:08, Categoría: Cumbre mundiales

Hubo 45 comercios seriamente dañados. Siempre se mencionó, que la IV Cumbre de las Américas significaría para esta ciudad la posibilidad de ganar trascendencia mundial. El viernes, dejó ver su perfil menos deseado: las cadenas de noticias internacionales mostraron sus calles convertidas en un verdadero campo de batalla.

 

También se anticipaban beneficios para los comerciantes, pero a varios de ellos sólo les quedarán como mal recuerdo sus locales destrozados. Y, además, se resaltó que el encuentro internacional potenciaría la creación de empleo: los favorecidos de ayer fueron carpinteros y colocadores de vidrios que trabajaron sin descanso para reponer puertas y vidrieras de locales destrozados durante la violenta manifestación contra el presidente de los Estados Unidos, George W. Bush.

 

Aunque la comuna local se hizo cargo rápidamente del costo y de la reposición de cristales y aberturas, los damnificados arden de bronca. Ayer la coincidencia era total: "La policía dejó la zona liberada", decían a quien quisiera escucharlos. Aún no se explican por qué la orden para reprimir a los revoltosos llegó casi 40 minutos después del inicio de los incidentes, que comenzaron en Colón y Corrientes, en el límite del área de exclusión.

 

Oscar Cherú, titular de una inmobiliaria que terminó con sus vidrios partidos a piedrazos, sostuvo que nadie quiso evitar los incidentes: "Hace una semana que los piqueteros anunciaron que iban a marchar hasta las vallas, y la policía se limitó a dar seguridad en el sector de los presidentes".

 

El portero de un edificio aseguró que los actos vandálicos no lo sorprendieron. Dijo que, a principios de esta semana, un funcionario policial pasó por la zona para recomendarles que entre el jueves y el viernes cerraran y protegieran sus locales. "Va a estar bravo", dice que les anticipó.

 

Pérdidas totales

 

El escenario del enfrentamiento fue un corredor de algo más de 1.000 metros. Son 45 los locales comerciales dañados. Están situados a uno y otro lado de la avenida Colón, en el tramo comprendido entre las calles Corrientes y España. Hubo tres que fueron incendiados: una sucursal del Banco Galicia, un punto de venta de CTI y Direct TV y oficinas de Arcor. Allí hubo pérdidas casi totales.

 

"Hay daños que se pudieron haber minimizado", dijo el intendente Daniel Katz, que no aceptó las explicaciones de los responsables del operativo policial. "Fue el menor de los males posibles", intentaron explicarle. No quedó conforme, tanto que tuvo una durísima discusión con el ministro de Seguridad, León Arslanian. "Estuvo a un paso de golpearlo", afirmó un testigo de la discusión.

 

Funcionarios comunales relevaron durante la madrugada cada punto donde hubo daños materiales. A primera hora del día ya había personal y vidrios listos para, al menos, recomponer los frentes de los locales. "Sólo queda revisar el mobiliario y equipos quemados o robados", explicó el secretario de Obras del municipio, Jorge González. El Ministerio del Interior prometió asumir esos gastos.

 

Pura impotencia

 

Los vecinos recorrieron ayer las veredas y se detenían ante cada damnificado para solidarizarse.

 

Marcelo da Silva es uno de los que se llevaron la peor parte. Es operador comercial de la empresa de telefonía celular Movistar y uno de los pocos que evitaron tapiar su local de Colón casi Córdoba: "Me pareció que el riesgo era mayor porque podían incendiar la madera", dijo. Pero los manifestantes rompieron los vidrios y le robaron más de 25 equipos móviles, dos computadoras y un fax. "La sacamos barata", asegura, a pesar de que las pérdidas superan los 15.000 pesos. Es que el grueso de los teléfonos estaba en un depósito al que los vándalos no llegaron.

 

A Edison Piñón Martínez no le faltó mercadería en su locutorio. Sólo tuvo que lamentar la destrucción de todos los vidrios de la fachada del local. Es de los que consideran que los incidentes se pudieron haber evitado y no necesariamente con la policía reprimiendo: "A esos grupos -dijo- hay que pararlos en la ruta 2, antes de que entren en la ciudad".

 

Aunque tiene su local cerrado en esta época, Guillermo Fioritti también debió esperar a que le repusieran los vidrios: su local fue uno de los primeros en recibir pedradas. "No es tanto lo que rompen -dijo-, sino la impotencia de ver que actúan sin que nadie haga nada por detenerlos."

 

Por Darío Palavecino

Corresponsal en Mar del Plata

 

Discurso

 

Exaltado apenas habían terminado los episodios, Daniel Katz había dicho que cuando alguien está rompiendo algo, la policía debe actuar. Usó una frase fuerte: "Si le tienen que partir la cabeza de un palazo que se la partan".

.

AM

.

 

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com