Calendario

<<   Noviembre 2005  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

El operativo de seguridad tendrá hoy su prueba de fuego

Por Armando Maronese - 4 de Noviembre, 2005, 0:15, Categoría: Cumbre mundiales

Llega la hora de poner a prueba realmente el dispositivo de seguridad. Por ahora se habló de vallados y despliegues de tropas; de buques y aviones de combate; de amenazas de bombas ficticias y de encapuchados esfumados en el aire.

 

Hoy estará aquí el presidente norteamericano, George W. Bush, razón suprema para tanta protección. Y una certeza: el operativo será un éxito si ese mandatario y el resto de sus colegas vuelven a sus países sin percances.

 

El resto de las posibilidades, como incidentes callejeros, podrían afectar la imagen pública del país, pero no debería perderse de vista el corazón de la vigilancia que está puesto en prevenir atentados. Lo demás es un accesorio.

 

En ese caso, el ministro del Interior, Aníbal Fernández, ya casi está tranquilo. No hay alertas internos ni externos que avisen sobre posibles ataques. Ni aquí ni en otro punto del país. Entonces quedan las marchas de protesta. Ninguna llegará hasta los presidentes. Eso es otra certeza.

 

Con la calidad de las fuerzas ubicadas en tres anillos concéntricos, más una poderosa reserva de dos destacamentos móviles de la Gendarmería en Chapadmalal, incidentes como los vistos en Haedo, serían controlados para que no interrumpiesen la IV Cumbre de las Américas. Lo que pase fuera del perímetro de control es otra cosa. Por eso hay que recalcar cuáles son los objetivos que defienden aquí las fuerzas de seguridad y militares: los presidentes.

 

Las negociaciones con los referentes de la III Cumbre de los Pueblos, aplacaron las posibilidades de que una masiva manifestación choque contra las vallas. Los círculos bolivarianos del presidente Hugo Chávez tampoco avanzarán sobre las filas policiales. Y los piqueteros duros preparan una marcha que se topará con los puestos de control, pero no se espera que inicien una trifulca.

 

Pero una alarma sí se disparó en la sede del comando unificado de seguridad. Un informe reservado que llegó a manos del ministro Fernández, indicó la presencia en los incidentes de Haedo de escopetas caseras, conocidas como tumberas y bombas molotov, con las que se quemaron coordinadamente los vagones impares del tren atacado.

 

Ninguno de esos elementos si aparecen por aquí afectaría la seguridad de los presidentes, pero aumentaría el riesgo en las inmediaciones de la cumbre. Ese es hoy el único peligro real.

 

Fernández conoce muy bien a quienes organizan protestas en la Argentina. A un funcionario ducho en las calles, le sorprendió la violencia de los atacantes de Haedo sobre los periodistas. Ese cambio preocupa también al ministro.

 

El punto de choque al que todos dirigen las miradas, es la bajada de la avenida Luro y la playa. Es ahí donde se espera la llegada de manifestantes. Es el lugar donde los hombres de la seguridad colocan sus mejores tropas y también el único donde las vallas están adheridas con pernos al piso.

 

El ministro Fernández no deja pasar la ocasión para dar también un mensaje a las fuerzas a su cargo: está impresionado por la coordinación lograda para este operativo. No es un dato menor, porque una carencia básica en nuestro país, tiene que ver con los celos entre fuerzas y su renuencia histórica a cooperar entre sí. Fernández cree que desde aquí puede construirse una nueva base para la seguridad pública. Ya prepara trasladar este sistema de comando unificado a la lucha contra el narcotráfico, para que las enseñanzas de la cumbre no terminen en la nada.

 

Quedan por delante los días calientes de esta reunión. El desplazamiento del presidente Bush y su comitiva desde el aeropuerto de Camet, promete ser el primer hecho sobresaliente. El mandatario norteamericano y sus hombres de confianza fueron trasladados en helicópteros norteamericanos H-53 hasta la base naval y de allí avanzaron unos cuatrocientos metros en automóviles blindados hacia el hotel Sheraton.

 

Para el resto de la delegación que llegue en el Fuerza Aérea 1, se dispondrá de una caravana de vehículos que pueden pasar los 50, con muchos equipos especiales de apoyo como custodias cercanos.

 

La seguridad de la cumbre llegará hoy a su punto más alto.

.

AM

.

 

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com