Calendario

<<   Noviembre 2005  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Cumbre de las Américas

Por Armando Maronese - 3 de Noviembre, 2005, 21:46, Categoría: Cumbre mundiales

La IV Cumbre de las Américas, que será inaugurada formalmente mañana en Mar del Plata con la presencia de los jefes de Estado del continente, ofrece una nueva oportunidad para que se definan denominadores comunes en la región para el fortalecimiento de la gobernabilidad, el apuntalamiento del desarrollo económico y, sobre todo, la lucha contra la pobreza.

 

Para nuestro país representa la posibilidad de exhibir al mundo la recuperación lograda después de la crisis política, económica y social sufrida a fines de 2001.

 

El objetivo de la reunión de presidentes de los países del continente americano, es continuar la búsqueda de entendimientos políticos y económicos -fundamentalmente, la liberación del comercio y el sostenimiento de la democracia-, según los lineamientos trazados en la primera cumbre realizada en Miami en 1994. En esa oportunidad se lanzó la iniciativa del Acuerdo de Libre Comercio de las Américas (ALCA), que debía haber entrado en vigor en enero de este año, pero que ha fracasado por las diferencias respecto de la eliminación de los subsidios agrícolas.

 

Las cumbres, reuniones multilaterales en el nivel de jefes de Estado, se han transformado en instrumento de la diplomacia moderna a través del cual se canaliza una parte importante del diálogo entre los Estados soberanos. En nuestro continente han ocupado un espacio que estaba desierto desde que la Organización de Estados Americanos (OEA) no previó específicamente, en su estructura institucional, un espacio concreto para realizar periódicamente este tipo de diálogos.

 

Si bien hay algunos antecedentes, como la reunión de jefes de Estado americanos de Punta del Este en 1967, la primera cumbre con el formato actual fue la convocada en 1994 por el entonces presidente norteamericano Bill Clinton.

 

A ella le siguieron las de Santiago, Chile, en 1998, y de Quebec (Canadá), en 2001, que se complementaron con las reuniones extraordinarias en Santa Cruz de la Sierra (Bolivia), en 1996, y en Monterrey, en 2004.

 

Estos encuentros permiten acercar a los mandatarios y conocer mejor la situación, urgencias y preocupaciones individuales; conciliar puntos de vista; compartir visiones; encontrar denominadores comunes; identificar coincidencias programáticas y diseñar políticas regionales conjuntas; coordinar la ejecución de los planes de acción y superar los desencuentros y diferencias.

 

A la reunión de Mar del Plata se llega con diferentes visiones sobre el futuro del libre comercio hemisférico. Es un punto crítico cuya definición podría quedar en manos de los presidentes.

 

Estos eventos deben, además, caracterizarse por el respeto a las naturales diferencias de opinión, porque la diversidad enriquece y porque las reuniones deben ser instrumentos para unir y acercar, y no un vehículo para separar a las naciones.

 

La declaración final, sobre la que están trabajando los representantes de las cancillerías de los 34 países, deben ser claras y realistas y para no caer en la retórica fácil ni en el voluntarismo. De lo contrario, poco a poco, perderán la trascendencia de poder transformarse en una suerte de mapa del camino por recorrer entre todos.

 

En forma paralela, organizaciones globalifóbicas, de derechos humanos y grupos piqueteros, entre otros, realizan una contracumbre para expresar su desagrado, fundamentalmente, por las políticas impulsadas por los Estados Unidos y su presidente, George W. Bush, uno de los asistentes a la cumbre oficial. Es de esperar que las marchas opositoras convocadas en Mar del Plata no se conviertan en manifestaciones de intolerancia y violencia, y, en cambio, sean un ejemplo de oposición en paz y civismo.

 

La reunión presidencial, un hecho trascendente para la Argentina como país anfitrión, podría ser el comienzo de un diálogo fecundo en el hemisferio, si sus líderes logran despojarse de las diferencias ideológicas y pueden avanzar hacia una solución de los problemas estructurales que afectan a la región, donde la desigualdad y la pobreza se han acentuado en las últimas décadas.

 

Pero nos quieren vender a toda costa el ALCA, ¿seguirá el presidente del país del norte con su insistencia?

.

AM

.

 

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com