Calendario

<<   Septiembre 2005  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Paraguay temía perder fondos de los EE.UU.

Por Armando Maronese - 29 de Septiembre, 2005, 21:35, Categoría: EE.UU. y sus acciones

Era un general del Comando Sur de los Estados Unidos, que había arribado sin aviso a Paraguay, según recordó una fuente militar paraguaya. Le dijo que disponía de 40.000 dólares para un ejercicio militar combinado y que, si no tenía la aprobación del gobierno de Nicanor Duarte Frutos, debía cancelarlo.

El militar paraguayo arregló de inmediato una audiencia con senadores cuyos nombres prefirió omitir. A fines de diciembre de 2004, el Congreso entraba en receso. Moraleja: los fondos para Paraguay terminaron siendo para la República Dominicana.

Esta vez, según uno de esos senadores, Alejandro Velázquez Ugarte, vicepresidente del Congreso, la orden era no perder de nuevo la oportunidad. De ahí, la aprobación del "paquete" de 13 ejercicios militares y civiles combinados hasta diciembre de 2006 en lugar de uno por vez, como se hacía antes. Entre ellos, sólo dos son de asistencia médica; es decir, civiles.

En la mayoría participan "fuerzas especiales del ejército", según el texto, con armas, equipos y municiones de distintos tenores y calibres, lo cual permitirá el ingreso en Paraguay de unos 400 militares norteamericanos en tandas de 10 o 15, según corresponda, por plazos promedio de dos semanas. Luego regresarán a casa.

El aporte de los Estados Unidos para cada ejercicio ronda, efectivamente, entre 40.000 y 45.000 dólares, según admitió el ministro consejero de la embajada norteamericana en Asunción, Kevin Johnson.

La aprobación del "combo", acordada entre ambos gobiernos para evitar trámites de último momento, generó diversas especulaciones. Entre otras, después de haber sido desmentido que los Estados Unidos piensen montar una base militar propia en el Chaco paraguayo, que Paraguay se había apartado del Mercosur por haber dado inmunidad penal absoluta a los soldados norteamericanos.

Nada más caro al gobierno de George W. Bush, reacio a la Corte Penal Internacional de La Haya, de factura reciente y competencia en delitos de lesa humanidad, como el genocidio. En la Argentina, por no haber cedido en ese aspecto, se han suspendido ejercicios militares combinados.

Escenario propicio

La inmunidad acordada en Paraguay, empero, no excede la prevista para el personal técnico y administrativo de la embajada norteamericana: si alguno comete un delito fuera del ámbito de competencia, debería responder ante la justicia local.

"Es lo pactado por ambos Estados en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, firmada en 1961", dijo el senador liberal Carlos Mateo Balmelli.

El gobierno de Duarte Frutos, no obstante ello, debió replicar los resquemores generados en Brasil, en especial, por la mera posibilidad de que hubiera permitido que se instalara la base militar y de que Paraguay, decepcionado con el Mercosur, buscara un acuerdo de libre comercio con los Estados Unidos. El escándalo coincidió con la Asamblea General de las Naciones Unidas, en Nueva York, donde acudió la mayoría de los mandatarios del planeta.

¿Casualidad? Esa es la cuestión. Ambas hipótesis, achacadas a la prensa, no aparecieron por generación espontánea: el gobierno paraguayo sembró dudas y, después, se ocupó de despejarlas.

Sembró dudas de tal magnitud, que, según el vicepresidente Luis Castiglioni, podía desentenderse del bloque regional por falta de interés en Paraguay de sus socios mayoritarios, Brasil y la Argentina.

Las respuestas, como si de una cruzada se tratara, posicionaron a Paraguay en la agenda y abrieron un canal para plantear sus reclamos y advertir que, como país independiente desde 1811, podía escoger otros caminos. Entre ellos, los Estados Unidos. De ese modo, Duarte Frutos quedó más cerca de Bush que sus pares de la región, mientras la única zanahoria de Washington para América latina, el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), compite con la Alternativa Bolivariana de las Américas (ALBA), el invento de Hugo Chávez para desprestigiarlo, en la Cumbre de las Américas.

Hechas las aclaraciones, un funcionario gubernamental paraguayo dijo haciéndose el chistoso y sonriente: "Nunca viene mal hacer un poquito de ruido". Pero jamás podrá negar ante el mundo, el montaje de una base militar propia de Estados Unidos en el Chaco paraguayo. Todos sabemos que los EE.UU. se desesperan por las selvas y el agua sudamericana.

.

AM

.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com