Calendario

<<   Septiembre 2005  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Los graves riesgos del nepotismo

Por Armando Maronese - 22 de Septiembre, 2005, 2:54, Categoría: Política - Políticos

El Diccionario de la Real Academia Española, define el nepotismo como la tendencia a favorecer a familiares y a personas afines con cargos o premios.

 

De las 24 bancas del Senado de la Nación que se renuevan el 23 de octubre, 10 podrían ser ganadas por familiares de jefes políticos provinciales. Una tendencia similar se registra en las candidaturas para la Cámara de Diputados. En ambos casos, se está extendiendo la modalidad de que ciertos matrimonios actúen simultáneamente en la política, ocupando al mismo tiempo cargos electivos y candidaturas.

 

No es un fenómeno infrecuente que la profesión de los padres sea seguida por los hijos, aunque no es algo socialmente mayoritario, pero en la política argentina históricamente ha sido un hecho excepcional.

 

Se dio un solo caso de padre e hijo que ocuparon la Presidencia de la Nación. Fue el de Luis Sáenz Peña (1892-1893) y el de su hijo Roque (1910-1914). Pero en este caso, el hijo esperó a que el padre dejara la escena política nacional para irrumpir con peso propio.

 

Otro fue el del general Julio Argentino Roca, dos veces presidente de la Nación, y su hijo, quien fue vicepresidente entre 1932 y 1938. En este caso, el hijo entró al Congreso de la Nación en 1904, una vez que el padre dejó la presidencia por segunda vez, para no superponer carreras políticas, como en el caso de los Sáenz Peña.

 

Fueron casos excepcionales y se cuidaron las formas para que las carreras políticas no se superpusieran o influyeran una en la otra.

 

Con Eva Duarte de Perón irrumpió en la política argentina y en la cultura del peronismo, el rol de la mujer del líder, como participante política activa. Pero durante su trayectoria, la esposa de Juan Domingo Perón no ocupó cargos públicos ni electivo alguno, y cuando se propuso que fuera vicepresidente resignó esa postulación. En cambio, dos décadas después, Isabel Martínez de Perón no siguió el camino de Eva Perón y las consecuencias políticas no fueron buenas ni para el peronismo ni para el país.

 

Lo que era excepcional ahora se ha transformado en un fenómeno político generalizado, que empieza por el propio presidente de la Nación, que en esta elección lleva simultáneamente a su esposa y a su hermana como primeras candidatas al Senado en su distrito (Santa Cruz), y en la decisiva provincia de Buenos Aires.

 

No es un dato menor en un país hiperpresidencialista como es la Argentina, donde la actitud del titular del Poder Ejecutivo incide marcadamente en las costumbres políticas y las actitudes cívicas. A ello se suma que en el principal distrito del país, en realidad compiten dos matrimonios, integrados por un presidente y su predecesor, y sus respectivas esposas como primeras candidatas al Senado.

 

Es la expresión de un fenómeno que se está generalizando cada vez más en la política argentina y que ha crecido desde el restablecimiento de la democracia en 1983. Si bien tiene más relevancia en el peronismo que en otras fuerzas políticas, se va extendiendo también a las agrupaciones no peronistas.

 

Hay situaciones políticas, como el cupo femenino, que han forzado la participación de las mujeres y ello ha contribuido a que en muchos casos se recurriera a esposas, hermanas, hijas y amigas para cubrir lugares en las listas de candidatos. No se encuentran casos en la política contemporánea europea, asiática y latinoamericana de porcentajes tan altos de participación de las familias en la política como se da hoy en la Argentina.

 

Sólo por citar algunos de los muchos ejemplos, cabe recordar que un hijo del intendente de Berazategui, Juan José Mussi, es primer candidato a concejal por ese distrito; que la esposa del intendente de Tres de Febrero, Hugo Curto, también se postula para un cargo similar; que el jefe comunal de San Miguel, Aldo Rico, logró que su hija encabezara la lista de ediles del partido, además de figurar en la boleta de diputados nacionales del partido peronista, y que la esposa del intendente de Ezeiza, Alejandro Granados, es postulante a diputada provincial por el Frente para la Victoria, en tanto que su hermana encabeza la nómina de concejales.

 

El riesgo de esta situación es que sean las relaciones familiares, antes que la idoneidad para los cargos, lo que determine el acceso a las candidaturas. Sería esto un claro indicador de nepotismo, ya que se busca ocupar los cargos electivos o ejecutivos con parientes, privilegiando las lealtades políticas sobre la competencia para los puestos en disputa.

 

Es imprescindible que la sociedad, y en particular la dirigencia política, reflexione sobre este fenómeno que se está viviendo, porque sin duda es un signo más de retroceso en nuestra cultura política.

.

AM

.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com