Calendario

<<   Septiembre 2005  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Penurias de los jubilados del Bapro

Por Armando Maronese - 21 de Septiembre, 2005, 0:27, Categoría: Jubilados

Toda aquella persona relacionada en relación de dependencia con el Banco de la Provincia de Buenos Aires, tiene, desgraciadamente, una vejez incierta. Incierta porque además de no saber el futuro de la Caja de Jubilaciones que los tendría que amparar, ven todas las penurias por las que están pasando los jubilados del mismo. 

Los jubilados del Banco de la Provincia de Buenos Aires, aportaron mucho dinero para su jubilación mientras trabajaban, casi el doble que cualquier otro empleado común. Se jubilaron con el 82% móvil, bajo el régimen de las leyes nº 5.678 u 11.322, en su caso.

Pero resulta que durante los fines de 1995 y por razones turbias, algunos maléficos personajes elaboraban en borrador el anteproyecto de una nueva y nefasta ley para los jubilados y empleados del Banco. Entre esos nefastos personajes, se encuentran algunos miembros de la Unión de Jubilados de ese entonces, con su presidente Casanova a la cabeza; representantes gremiales de la Comisión Gremial Interna del Banco (que sacaron mucho provecho de la misma) con Orozco y Ferrari al frente; miembros de la Asociación Bancaria, Rendo entre ellos; miembros del Directorio del Banco, con el comando de su presidente Frigeri y su gerente general Canos, y el gobierno de la provincia de Buenos Aires.

Pero trabajaron en la oscuridad, con desconocimiento de la masa de trabajadores y jubilados y para la ruina y caída estrepitosa de todos ellos económicamente. Les robaron a cara cubierta poco a poco, todos o casi todos sus bienes para que los mismos pudieran sobrevivir al caos imperante en sus finanzas.

De tal traición, surgió el 06 de febrero de 1996, la nueva ley nº 11.761, que quitó el 82% móvil y pasó a ser una caja de reparto puro, con lo cual, al día de la fecha, los jubilados están cobrando alrededor de un 40% de lo que cobra un empleado de la misma categoría en actividad. Quiere decir, que sus jubilaciones bajaron un 42%.

En el transcurso de 1996, gran cantidad de jubilados afectados iniciaron juicio ante la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires, por inconstitucionalidad de dicha ley y, después de mucho batallar, en el año 2005 la Suprema Corte declara inconstitucional algunos artículos de la nefasta ley pero, el gobernador apela y se está a la espera.

Al mismo tiempo y con el visto bueno del Directorio de la Caja de Jubilaciones, miembros del Directorio del Banco y Comisiones formadas para la defensa de la Caja, se redacta un anteproyecto de una nueva Ley, el cual es aprobado por la Cámara de Senadores (18/05/2005) y Cámara de Diputados (01/06/2005), ambas por unanimidad, pero el gobernador de la provincia, mediante decreto 1424/05 del 01/7/2005, la veta.

Senadores y Diputados la vuelven a tratar y la confirman y por lo tanto rechazan el veto. Entonces, el gobernador presenta a la Suprema Corte de la Provincia un "conflicto de poderes" y, por lo tanto, se sigue a la espera.

Por ello reproduzco a continuación, una carta efectuada por el señor Juan Carlos Curti, jubilado del Banco (con su consentimiento), y que fuera dirigida a varios y prestigiosos medios periodísticos de la provincia.

.

AM

.

Se transcribe carta remitida a los siguientes medios:

El Fuerte - Chascomús

El Fundador - Villa Gesell

El Popular - Olavarría

El Tiempo - Azul

La Opinión - San Pedro

La Verdad - Junín

Ecos Diarios - Necochea

El Civismo - Luján

El Diario de Morón

El Eco - Tandil

La Libertad - San Andrés de Giles

El Sol - Quilmes

La Unión - Lomas de Zamora

El Nuevo Cronista - Mercedes

La Voz de Bragado - Bragado

Diario Hoy - La Plata

en la medida que conozca nuevas direcciones de correo electrónico, continuaré con los envíos. Agradeceré su colaboración.

Señor Director:

Me permito molestar su atención, solicitando quiera tener a bien dar cabida en su prestigioso medio a la presente, -entendiendo que la misma puede resultar extensa, pero en orden a conocer la realidad recurro a su comprensión-,  para que sirva de esclarecimiento a sus estimados lectores de la situación por la que estamos atravesando los empleados en actividad, jubilados y pensionados del Banco de la Provincia de Buenos Aires y que forman parte de esa comunidad, con motivo de la sanción de la ley 13364 por parte del Poder Legislativo, vetada por el Poder Ejecutivo y posterior rechazo del veto el 03-08-05 por ambas Cámaras Legislativas, motivando que el Sr. Gobernador presentara ante la Suprema Corte de Justicia de la Provincia un recurso de "conflicto de poderes". Ésta con fecha 14-09-05 haciendo lugar al remedio cautelar pedido, ordena que se suspenda la vigencia de ley 13364 durante el trámite del proceso y hasta tanto el Tribunal dicte sentencia, con el voto en disidencia del Dr. Negri.

Señor Director lo que expongo a continuación resulta del entendimiento que con la nueva ley se restauran  derechos adquiridos consagrados en la Constitución Nacional; Provincial; Tratados Internacionales con rango constitucional; leyes, doctrina y jurisprudencia tanto en el orden nacional como provincial.

Derechos adquiridos por otra parte, debidamente fundamentados por los señores Jueces de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia al dictar la sentencia con motivo del juicio que un importante número de jubilados del Banco nos vimos obligados a promover sobre inconstitucionalidad de algunos artículos de la ley 11761. Luego de nueve largos años de espera, el 26 de mayo pasado se dictó la primera, aguardando se dicten idénticos veredictos en los restantes expedientes. Fallo que ha hecho lugar en los planteos más importantes, desestimando otros por resultar a la fecha una situación abstracta, dado el tiempo transcurrido. Fallo que no se encuentra firme, por cuanto la Provincia de Buenos Aires ha presentado un recurso extraordinario ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, pese a lo cual, igualmente, se pretenden desconocer.

Conviene recordar que nuestra Caja de Jubilaciones fue creada por ley provincial nº 3837 del 18-02-1925 y a lo largo de sus ochenta años de existencia sufrió las siguientes modificaciones: ley nº 5678 del 22-09-1951; ley nº 11322 del 02-11-92, la nefasta ley 11761 del 06-02-1996 y la reciente nº 13364 publicada en Boletín Oficial nº 25242 el 05-09-2005.

El sistema previsional que nos afecta no ofrece posibilidad de elección, ya que por ley se declara obligatoriamente comprendidos en el régimen al personal del Banco de la Provincia de Buenos Aires, sus jubilados y pensionados.

Los recursos para su financiamiento provienen entre otros y mayoritariamente de:

  1. Aportes del personal en actividad: con la ley 11761: 19% que se puede elevar hasta el 20%

La ley 13364 establece un 14%, pero para aquellos agentes que ingresaron al Banco bajo el imperio de la ley 11322 y los que ingresen en el futuro parten el primer año con un 19% y se reduce anualmente en un 1% hasta llegar al 5º año al 15%;

  1. Aportes de jubilados y pensionados: 10,82 % que se puede elevar hasta el 12%, la ley 13364 establece el aporte del 10% que podrá ser elevado hasta el 12%,

  1. Contribución del Banco de hasta un 25% y de las sumas que destine anualmente a la Caja de sus utilidades líquidas. Con la ley 13364 el porcentaje se reduce al 16.

Los aportes que realizamos los pasivos, están por encima en 3,82 % sobre los que realiza un trabajador al sistema privado -AFJP- y menos 0,18% al de reparto.

A los fines que los señores lectores -empresarios, trabajadores, jubilados- puedan  establecer una comparación con los que aportan a los sistemas actuales e históricamente, detallo los realizados con mucho esfuerzo y sacrificio por quienes estamos ligados de una manera u otra al Bapro:

Fecha desde

Aportes activos %

Fecha desde

Aportes pasivos %

01-02-23

8,00

2,00

01-08-48

9,00

06-91

2,00

01-10-51

10,00 *

* Hasta $ 20,00

02-93

5,57

01-12-58

12,00

Sobre excedente

04-93

9,82

01-09-80

13.50

11,00 %

04-96

5,00

01-06-82

15,00

12-96

9,82

01-12-92

20,00

11-01

10,82

01-07-97

18,00

01-11-01

19,00

La Caja de Jubilaciones tiene un déficit como consecuencia de la relación negativa entre activos y pasivos. Las políticas de recursos humanos llevadas a cabo por los distintos Directorios del Banco -designados por el poder político- han llevado a esta situación y que lamentablemente el costo lo pagamos quienes menos tenemos que ver, quienes no tenemos poder de decisión  -se producen de oficio jubilaciones masivas-. Por la falta de ingresos por abonar sumas en negro –último "aumento salarial de emergencia 75% no remunerativo"acuerdo arribado ante el Ministerio de Trabajo-. Por la desaparición de la Sección Seguros por la ley 11761 -fuente de ingresos adicionales- para transformarla en una empresa satélite del Grupo Bapro –pasando de único accionista a ser accionista minoritario-, empresas cuyos empleados no aportan a nuestra Caja.

La diferencia existente entre ingresos y egresos la viene soportando el Banco con adelantos de futuras contribuciones y la Nación a partir de la vigencia del Acuerdo Bilateral de Financiamiento del Déficit Previsional suscripto el 12-10-04 entre el Poder Ejecutivo Nacional y la Provincia, con el compromiso de esta última de "armonizar" la normativa en materia previsional con la legislación nacional. Este mismo artículo el tercer párrafo establece: "Cuando dichas acciones se contrapongan con algún derecho adquirido  y/o emanado de la Constitución Provincial, los mismos serán respetados y sus mayores costos serán financiados por la Provincia de Buenos Aires." Situación ésta que no es tenida en cuenta por el poder político.

El proyecto de modificación de la ley 11761 tiene por finalidad entre otras, garantizar en forma prioritaria  el pago de las prestaciones previsionales, adecuar artículos para compatibilizarlos con la legislación con la doctrina y la jurisprudencia vigente. Proyecto que no ha sido extemporáneo, en consecuencia no puede alegar el Ejecutivo desconocimiento del mismo. Proyecto que elaborado por la Comisión de Legislación Previsional de la Caja fuera aprobado por su Directorio –presidencia ejercida por un Director del Banco y un miembro como director titular y un suplente designado por el Directorio también del Banco- el 24-09-03 según Resolución nº 128/03. El tiempo transcurría y se dilataba su tratamiento, por iniciativa de la Sra. Vicegobernadora se conformó el 24 de agosto de 2004 una comisión integrada por  representantes del Banco, del Ministerio de Economía de la Provincia de Buenos Aires, con legisladores de ambas Cámaras, con activos y pasivos para consensuarlo. Hecho éste que puede ser corroborado recurriendo al Diario de Sesiones de la tercera sesión extraordinaria de la Cámara de Senadores celebrada el 22 de diciembre de 2004, con la presencia de 37 legisladores en el recinto, en uso de la palabra los señores Senadores Buiraz,  Antedoménico y Amondarain, lo ponen de manifiesto. Por otra parte, al momento de hallarse en consideración su tratamiento sobre tablas el señor Secretario deja constancia que el mismo contaba con despacho con modificaciones de las comisiones de Trabajo y Legislación Social, Presupuesto e Impuestos y de Labor Parlamentaria. Proyecto que es votado con las modificaciones introducidas por las comisiones intervinientes y resulta por la afirmativa por unanimidad, en general y en particular.  

El 20-04-05 en la Cámara de Diputados en la tercera sesión ordinaria con la presencia de 82 legisladores se le introducen modificaciones a los artículos 21 inc. d) y 76, retornando a la Cámara de origen.

El 18 de mayo de 2005 en la sexta sesión ordinaria de la Cámara de Senadores con la presencia de 42 legisladores, cuando se vota el proyecto en general de acuerdo al despacho de la Comisión de Labor Parlamentaria que aconseja la aceptación parcial de las modificaciones propuestas por la Cámara de Diputados, de acuerdo a lo establecido en la ley 6815, se vota por la afirmativa por unanimidad en general y en particular.

El 1º de junio de 2005 en la sexta sesión ordinaria de la Cámara de Diputados con la presencia de 76 legisladores se aprueban las modificaciones parciales introducidas por el Honorable Senado y se convierte en LEY.

El señor Gobernador mediante decreto 1424/2005 del 1º de julio de 2005 veta la totalidad de la ley.

Como consecuencia del veto, el 3 de agosto de 2005 en la undécima sesión ordinaria de la Cámara de Senadores con la presencia de 33 legisladores, puesto a consideración el tratamiento sobre tablas el decreto por el que el Poder Ejecutivo veta totalmente el proyecto de ley de la Caja de Jubilaciones, Subsidios y Pensiones del Banco de la Provincia de Buenos Aires que cuenta con despacho de la Comisión de Presupuesto e Impuestos aconsejando el rechazo del veto, se vota por la afirmativa por unanimidad. Aprobado. Queda rechazado el veto.

El mismo 3 de agosto en la octava sesión ordinaria de la Cámara de Diputados con la presencia de 48 legisladores se rechaza el veto total del P.E. con la aprobación de más de dos tercios.

Como podrá apreciar Señor Director para la sanción de la ley se aplicaron todos los artículos que al efecto determina la Constitución de la Provincia en su Capítulo VI.

Lo manifestado por los señores senadores en la sesión del 22 de diciembre de 2004 es ratificado en oportunidad de la presentación realizada por el Senado bonaerense ante la Suprema Corte de Justicia bonaerense para reclamar al tribunal que rechace el "conflicto de Poderes" planteado por el gobernador Felipe Solá con la Legislatura por la aprobación de la ley que modifica el régimen jubilatorio de los empleados del Banco Provincia, la Sra. Vicegobernadora recordó en el escrito que el proyecto de ley "tomó estado parlamentario el 24 de noviembre de 2004 después de varias reuniones en las que participó, entre otros, el ministro de Economía (Gerardo Otero)". Y agregó que se trató de una iniciativa "ampliamente conocida por la propia Gobernación y por funcionarios del Ejecutivo, que no formularon observaciones.

Con lo actuado hasta aquí, creíamos tener resuelto un problema por demás preocupante, se trata nada más y nada menos que la suerte de aproximadamente 10.000 empleados con respecto que va a suceder con sus aportes y jubilación, para los 8500 jubilados y los 3200 pensionados con sus haberes previsionales y aportes que pese a su condición de pasivos se continúa realizando.

Señor Director el apego a las leyes también debería ser aplicado a que no se abonen sumas no remunerativas o en "negro", evadiendo de esa forma ingresar los aportes y contribuciones que legalmente corresponden y que coadyuvan a consolidar los sistemas previsionales y, sobre manera, que el trabajador al momento de su retiro para disfrutar de su merecida jubilación, goce de un haber digno sin que lo afecte mengua alguna.

Señor Director quiero agregar que pese a estas adversidades confío en que la Justicia al momento de dictar sentencia tenga en cuenta los derechos adquiridos; se cumplan los fines sociales; que permita que nuestra Caja continué cumpliendo con la finalidad de su creación, que los ex y actuales empleados perciban que sus esfuerzos no fueron ni son en vano; que sus jubilados y pensionados podamos disfrutar del beneficio dignamente y sin sobresaltos, que quién debe hacerse cargo del déficit lo asuma con responsabilidad y que los costos políticos no recaigan sobre el ciudadano común.       

Agradezco la atención que pueda brindar a la presente.

JUAN CARLOS CURTI

Jubilado del BAPRO

Afiliado nº 12360

.


Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com