Calendario

<<   Septiembre 2005  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

EE.UU., con muy mala imagen en América latina

Por Armando Maronese - 21 de Septiembre, 2005, 2:23, Categoría: EE.UU. y sus acciones

Si la imagen que los latinoamericanos tienen de Estados Unidos pudiese medirse con una balanza, que en una de sus extremidades sopesara el amor y en otra el odio, desde que la Casa Blanca lanzó su "guerra contra el terrorismo" la tendencia parece inclinarse cada vez más hacia su costado menos amigable.

 

Según una encuesta realizada por el capítulo chileno de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) en cuatro capitales del Cono Sur -Buenos Aires, Santiago, Brasilia y Montevideo-, más del 50% de los consultados tiene una imagen "mala" o "muy mala" del presidente George W. Bush y sólo un 12% dice tener una "buena" opinión.

 

El estudio muestra además que la Argentina es, de los cuatro países consultados, el que concentra la peor opinión del mandatario norteamericano: más del 64% tiene una imagen negativa de Bush.

 

La opinión pública de América latina, se basa en la percepción de que hay un Estados Unidos muy unilateral, que toma decisiones sin consultar y que es capaz de intervenir en el mundo en contra de la opinión de la comunidad internacional.

 

De hecho, gran parte de la población de la región considera que Estados Unidos es un país imperialista -más del 70% de los consultados-, lo que obviamente no es visto con buenos ojos.

 

"La cuestión de Irak, lo pone a Bush en una situación de representante de una actitud casi colonialista", señaló Sergio Berenstein, profesor de la escuela de gobierno de la Universidad Di Tella y director de Poliarquía Consultores, la encargada de realizar el trabajo de campo de la encuesta en nuestra capital.

 

Para comprender porqué la Argentina tiene la peor opinión de todos los países consultados, a la coyuntura actual -guerra en Irak y personalidad de Bush, que es visto como un líder invasivo-, hay que sumarle el trasdondo cultural de un antinorteamericanismo histórico.

 

"Los argentinos son bastante antinorteamericanos", afirmó el politicólogo, y agregó: "Muchos argentinos ven una influencia importante de Estados Unidos a partir del Consenso de Washington y esa influencia es considerada negativa".

 

Distintas prioridades

 

Mientras que la seguridad es el eje fundamental de la política de la Casa Blanca puertas para afuera, la principal prioridad latinoamericana es combatir la pobreza, seguida por la delincuencia y el desempleo. Por eso, no hay sintonía entre los problemas para Estados Unidos y los que los ciudadanos del Cono Sur consideran sus problemas.

 

De hecho, el terrorismo no representa una preocupación mayor para los habitantes de Santiago, Brasilia, Montevideo o Buenos Aires: sólo un 20% lo considera un problema "muy grave", mientras que el desempleo, la pobreza, la corrupción o la delincuencia son cuestiones "muy graves" para más del 60% de los consultados.

 

En ese sentido, casi un 60% de los encuestados estima que América latina no es una prioridad para Washington: paradójicamente, aunque se lo considere un país imperialista, la opinión pública de la región parece reclamar mayor participación de Estados Unidos para resolver los problemas de la región.

 

La encuesta, realizada a 2362 personas en julio pasado, poco después de los atentados que dejaron 56 muertos en Londres, reveló también que dos de los pilares del discurso histórico de Estados Unidos, la defensa de la paz y de la democracia, no llegan a los oídos de la población del Cono Sur. Más del 70% de los encuestados, respondió estar en desacuerdo cuando se les preguntó si consideraban que Estados Unidos promovía la paz, y más del 50% dijo que la Casa Blanca no expandía la democracia en el mundo.

 

Según los resultados de esta encuesta, la opinión pública latinoamericana no hace más que acoplarse a una tendencia global de desaprobación a la política exterior estadounidense, que en otras regiones del mundo llega a niveles más elevados que los nuestros. Un estudio realizado por el German Marshall Fund norteamericano junto con la Fundación BBVA española, reveló que el 72% de los europeos desaprueba la política internacional de la Casa Blanca.

 

En América latina, sin embargo, un cambio en esta tendencia podría producirse al finalizar el mandato de Bush. Se sabe perfectamente, que la visión que tienen los habitantes de la región en este momento de los Estados Unidos, se debe exclusivamente al presidente de turno.

 

Y eso Bush lo sabe perfectamente bien, y ello fue motivo para que  Karen Hughes, una de las asesoras más apreciadas por el presidente Bush, es desde el 15 de septiembre la nueva responsable de la imagen de Estados Unidos en el mundo. Su misión será mejorar la percepción del país, deteriorada por la guerra en Irak y, últimamente, por el huracán Katrina.

 

Hughes fue directora de comunicaciones de la Casa Blanca en los primeros años del mandato de Bush, y sucede a Margaret Tutwiler, pero considero que, si Bush no cambia su falsedad, su altivez y su desprecio, Karen Hughes poco conseguirá.

.

AM

.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com