Calendario

<<   Septiembre 2005  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Los adolescentes y el sexo.

Por Armando Maronese - 10 de Septiembre, 2005, 3:01, Categoría: Opinión

Los adolescentes le tienen más miedo al embarazo que al sida y pocos usan preservativo; se inician, en promedio, a los 15 años. A las mujeres todavía les cuesta exigir que los chicos usen protección y por no usarla, los jóvenes se exponen a muchos riesgos y tienen poca conciencia de la transmisión de las enfermedades. 

Le tienen miedo al embarazo, no al contagio de enfermedades de transmisión sexual, de las cuales, tienen muy poca conciencia. Esa actitud imprime el modo particular en que, según varios especialistas, los adolescentes se relacionan hoy: alta exposición a conductas de riesgo y poco cuidado del cuerpo, información errónea que se transmite de boca en boca, escasas consultas a ginecólogos y pautas culturales que todavía hacen que los varones se desentiendan y crean que son las mujeres quienes deben ser las responsables de tomar precauciones.

El cuidado se reduce, atento a esta mirada, a la anticoncepción y lleva al uso de pastillas o a prácticas que ellos creen, en muchos casos, equivocadamente, que evitan los embarazos.

A la falta de conciencia se suman el uso o el abuso, en algunos casos, del alcohol y las drogas, lo que hace aún mucho más difícil que tomen recaudos a la hora de mantener relaciones sexuales. Y es importante tenerlo en cuenta porque, según los estudios de la Asociación Civil Intercambios, el inicio sexual ronda los 15 años -un poco menos, en el caso de los varones-, edad en la que también se advierten altos índice de consumo de alcohol y otras sustancias.

La decisión de usar preservativo o no, se centra fundamentalmente en la confianza que les produce la otra persona, según Intercambios: "Si la conocen a través de un amigo, si es del mismo colegio, si es del barrio, si les parece sana... Todo ese tipo de valoraciones son las que entran en juego. Como si el ser conocida garantizara que esa persona no tiene ninguna enfermedad".

A las adolescentes, a su vez, les cuesta pedirles a los varones que se cuiden. Cuando a un chico le piden que use preservativo, él empieza a mirar a la mujer de mala manera. "Ellos piensan que debe ser porque algo tiene o porque habrá estado con otros. En ese momento la chica se vuelve sospechosa. Es por eso que a muchas les cuesta exigir que los varones usen preservativo".

¿Por qué no quieren usarlo? Las respuestas de los muchachos giran en torno de la presunta pérdida de sensibilidad o a que "corta el momento o el clima" y, en el caso de las clases más empobrecidas, el hecho de que muchas veces no tienen plata para comprarlos, ya que el reparto gratuito es insuficiente.

Un estudio realizado por el Programa de Adolescencia del Hospital de Clínicas y la Fundación Universitaria para la Adolescencia y Juventud (Funaj) pone en evidencia lo poco que se cuidan los jóvenes a la hora de tener relaciones sexuales.

Según ese trabajo, sólo el 15% de los varones y el 27% de las mujeres de entre 14 y 25 años que fueron consultados dijeron que utilizaban métodos anticonceptivos.

Relaciones ocasionales frente a relaciones estables. Ese es otro de los límites impuestos al uso de preservativo. El problema radica en lo es qué es una relación estable para un adolescente. "Para los jóvenes, un noviazgo de un mes es un noviazgo estable. Se la pasan de relaciones estables en relaciones estables y no se cuidan porque no las catalogan como ocasionales".

Según un estudio realizado entre el Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria y el Instituto Gino Germani de la Universidad de Buenos Aires, y financiado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), hay una tendencia a dejar los preservativos cuando las relaciones se vuelven duraderas: sólo el 23% de los consultados dijo que usa preservativo todas las veces que mantienen relaciones con sus parejas, mientras que ese porcentaje sube al 60% en el caso de las relaciones ocasionales.

El estudio se realizó en todo el país a personas de entre 15 y 54 años durante 2004 y de él surge que, aunque poco, son los más jóvenes los que más recurren al preservativo y que su uso cae a medida que aumenta la edad.

Pero si dejan de usarlo al tener una pareja más formal, ¿tienen la costumbre de hacerse análisis para saber si la otra persona está sana? La respuesta es que no: "Sólo 26.700 personas pidieron un análisis de HIV de manera voluntaria en el 2003, como para dar un ejemplo".

Anticonceptivos

Como es el miedo al embarazo y no al contagio de enfermedades lo que caracteriza las relaciones sexuales de los chicos, el uso de pastillas anticonceptivas está bastante arraigado entre ellas, más entre las clases media y alta. Pero generalmente no consultan a los ginecólogos antes de tomarlas, sino que se hacen recomendaciones entre ellas y las compran en las farmacias, ya que son de venta libre.

El abuso de la anticoncepción de emergencia -conocida como pastilla del día siguiente- es otra consecuencia de la falta de cuidado.

Uno de los mayores problemas, es la combinación de las relaciones sexuales con el alcohol y las drogas: "Para que una campaña de prevención sea efectiva, hay que tener en cuenta que entre los adolescentes prosperan las adicciones, a veces de manera transitoria. En esos momentos se diluye el sentido de responsabilidad".

¿Y los padres? En general, los chicos no hablan mucho de estos temas con sus padres, sino que lo hacen con sus amigos; son sus pares, su red de confianza. El problema es que transmiten ideas erróneas, mitos, creencias equivocadas. A su vez, las familias se muestran interesadas por el tema, pero a veces no saben cómo hablar del mismo.

Desgraciadamente, muchos padres prefieren la ceguera al diálogo. Es más difícil enfrentarse al real del joven que hacerse la película del hijo ideal. Tiene que ver con la negación. Además, creen que si hablan de determinados temas, violan la intimidad de sus hijos. Muchos padres les tienen miedo a los hijos. No establecen límites y, al no haber límites, hay descuido.

.

AM

.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com