Calendario

<<   Septiembre 2005  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Del grito sagrado, al alarido bárbaro

Por Armando Maronese - 1 de Septiembre, 2005, 3:51, Categoría: Sociedad - Estilo de vida

El sentido de gritar nuestra razón, ha tenido distintos momentos en la evolución de la política en la Argentina. Desde el grito sagrado, "¡Libertad!", hasta nuestros días, muchas han sido las formas en que el pueblo, las organizaciones y los partidos han buscado para hacerse oír. Ante los absolutismos, ante la tiranía, ante la represión ideológica, han sido válidas todas las formas de expresión que vulneraran las mordazas impuestas.

La evolución de nuestra cultura democrática, la vigencia del Estado de Derecho y la conciencia ciudadana de respetar al que piensa distinto, han ido poniendo orden a nuestros sistemas de comunicaciones. Cada vez se ha hecho menos necesario gritar y más importante hacerse oír por la razón y por la lógica de nuestros pensamientos e ideas. De a poco, nuestra sociedad ha estado volviendo a la ideología, pero con propuestas nuevas, de cara al siglo XXI, buscando provocar un cambio con gente nueva en la política y con instrumentos nuevos expresados en partidos políticos no tradicionales.

Pero los que han emprendido este camino se encuentran con un problema. El mensaje que envían, y a veces sus propias existencias en el escenario político, son transmitidos por medio de publicidades -que implican grandes esfuerzos económicos-, respetando las reglas de juego de un sistema perfectible, pero vigente. Sus propuestas son expresadas por medio de afiches instalados en la vía pública, en lugares contratados a tal fin y que comprometen aportes de sus afiliados y simpatizantes.

Pero he aquí que el grito bárbaro se interpone. Fotos de candidatos de izquierda y de algunas facciones del propio oficialismo, proliferan día tras día, ilegalmente, sobre las publicidades contratadas, pretendiendo neutralizar, con una suerte de alarido descontrolado, el mensaje de una transición ordenada hacia un futuro de grandeza para los argentinos.

Sabemos que la cultura electoral de nuestro pueblo no premia estas actitudes, también sabemos que estas conductas ilegales, a veces son funcionales a determinados candidatos para acallar a los adversarios, pero es nuestro deber, en los inicios de las campañas electorales con miras a las renovaciones parlamentarias, simplemente alertar.

Entre el grito sagrado y el alarido bárbaro, optemos, como lo ha hecho la mayoría de los argentinos, por la vigencia de las libertades, donde el derecho de unos termina donde comienza el derecho de los demás. Lo contrario es anarquía.

.

Armando Maronese

.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com