Calendario

<<   Agosto 2005  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Crecen las protestas contra Bush

Por Armando Maronese - 29 de Agosto, 2005, 3:34, Categoría: EE.UU. y sus acciones

El presidente interrumpió sus vacaciones para volver a defender la guerra en Irak. WASHINGTON.- Luego de nueve días de virtual reclusión en su rancho texano de Crawford, el presidente George W. Bush reapareció para reafirmar que los costos humanos y económicos de las guerras simultáneas en Irak y en Afganistán son inevitables si se quiere derrotar al terrorismo y su "odiosa ideología" en todo el mundo.   

"Una política de retiro y aislamiento no nos traerá seguridad. No estamos seguros todavía", afirmó Bush. "Terroristas en tierras extranjeras todavía desean atacar nuestro país."

A la defensiva y obstinado, según sus críticos, y decidido y sólido, según sus partidarios, el presidente eligió bien el lugar de su discurso: la Convención Nacional de Veteranos de Guerra que se celebró en Utah, estado de neta mayoría republicana.

Entre centenares de adherentes que acudieron a Salt Lake City, Bush justificó la guerra con otra alusión tácita al 11 de septiembre de 2001: "La única manera de defender a nuestros ciudadanos es ir contra los terroristas donde ellos viven".

Pero aun cuando Utah fue el estado donde los republicanos obtuvieron el porcentaje más alto de votos en las elecciones de 2004 -el 70%- y en la convención sólo oyó aplausos, Bush debió afrontar en las calles las protestas de unos 500 pacifistas.

Envalentonados por la cruzada de Cindy Sheehan, una mujer que perdió a su hijo en Irak y desde el 6 de agosto acampa en Crawford para exigir una audiencia con el presidente, muchos piden que Bush revea su estrategia bélica. "Es como Vietnam otra vez y me opongo a eso", dijo uno de los líderes de la protesta, el teniente coronel retirado George Muller.

La situación es complicada para Bush. El apoyo de la opinión pública a la Casa Blanca decrece con cada soldado muerto o herido que regresa a su país, de Irak o Afganistán, en una camilla o un ataúd.

Apenas una mujer desesperada o quizá con intereses políticos ocultos, Sheehan se convirtió en las últimas semanas en un catalizador de los deseos y temores de este país, al punto que hasta el influyente Henry Kissinger equiparó a Irak con Vietnam en un artículo en The Washington Post. El ex consejero de seguridad nacional y ex secretario de Estado recordó que "sin apoyo doméstico" e "iniciativa política", no habrá una salida aceptable de Irak para Estados Unidos.

Siguiendo los consejos de sus colaboradores, Bush tomó la iniciativa y habló de los soldados caídos en la campaña iraquí (1869). "Pensamos en las familias que perdieron a un ser querido y llevan una carga de dolor que durará toda la vida", dijo. Decidida a revigorizar el apoyo a la guerra, la Casa Blanca anunció que el presidente interrumpirá otra vez mañana sus vacaciones para dar otro discurso.

Lo que quedó claro es que Bush no concederá 15 minutos a Sheehan para escuchar sus reclamos. Según dijo uno de sus voceros, esa "sería una táctica contraproducente de relaciones públicas". "¿Cómo se les niega después a todas las demás madres las audiencias que deseen?", inquirió. La Casa Blanca confía en el desgaste de Sheehan y en la pérdida de credibilidad de sus banderas.

Por otro lado, partidarios de Bush tomaron también a Crawford como destino. Allí, frente a las réplicas de las cruces de los soldados muertos y a pocos metros del rancho de Bush, contestan a cada crítica de los pacifistas.

.

AM

.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com