Calendario

<<   Agosto 2005  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Un conflicto gremial no puede poner en riesgo la salud de los más chicos

Por Armando1 - 19 de Agosto, 2005, 0:24, Categoría: Opinión

El conflicto sindical que altera el funcionamiento del mayor hospital pediátrico del país plantea, a esta altura, una situación de riesgo para la salud de una gran cantidad de niños, que demandan asistencia en ese establecimiento. La medida de fuerza, por lo tanto, vulnera derechos básicos y fundamentales de los pacientes, convertidos en virtuales rehenes de un paro que se extiende cada vez más.  


El paro en el hospital Garrahan de Buenos Aires ya ha obligado, por ejemplo, a suspender muchas intervenciones quirúrgicas y genera un clima de tensión y permanentes sobresaltos en un ámbito en el que -por el contrario-, debería garantizarse la tranquilidad de los pacientes internados.


El derecho a huelga no puede atentar contra otros derechos elementales. Mucho menos cuando está en juego la salud de uno de los sectores más vulnerables de la población, como son los niños. Más allá de las razones que determinen el conflicto, debe preservarse la atención médica.


En esa línea, se inscribe la decisión de un juez que intervino para ordenar a las autoridades del hospital que "en forma inmediata" arbitren todas las medidas para garantizar la atención de los niños allí internados, a los que concurren a la guardia y a los que son derivados de otras instituciones.


En la resolución judicial, se citó el artículo 24 de la Convención sobre los Derechos del Niño, incorporado a la Constitución Nacional, en el que el Estado argentino reconoce el derecho de los niños a "disfrutar del más alto nivel posible de salud y servicio para el tratamiento de enfermedades". El magistrado también recordó que, al adherir a esa Convención internacional, el Estado "asumió la obligación de esforzarse por asegurar que ningún niño sea privado al disfrute de esos servicios sanitarios".


Desde esta perspectiva, el conflicto exige de todas las partes involucradas el compromiso de asegurar la atención hospitalaria. Deberán agotarse las instancias de negociación y abrir un canal de diálogo razonable, sin involucrar a los pacientes en la vorágine de un litigio en el que, por supuesto, no tienen nada que ver.


El conflicto, como se sabe, ya lleva cuatro meses -con huelgas intermitentes pero prolongadas-, y está centrado en un reclamo salarial del personal no médico del establecimiento. Ya suman 275 las operaciones que se postergaron por este motivo. Y detrás de esa cifra, se esconden historias dramáticas de niños que sufren serios problemas de salud.


Cabe esperar que, ante el agravamiento de la situación, se adopten las medidas que hagan falta para normalizar las cosas.

Como se dijo, no hay margen para prolongar los paros cuando lo que está en juego es la salud de los más pequeños.

.

AM

.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com