Calendario

<<   Julio 2005  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

El Pentágono usará un arma experimental para la represión en Irak

Por Armando Maronese - 28 de Julio, 2005, 1:32, Categoría: EE.UU. y sus acciones

Tal cual es su costumbre, los Estados Unidos de Norteamérica usarán a personas como conejitos de Indias. El Pentágono está listo para decir adiós a las bombas de gas lacrimógeno y a las balas de goma. La razón de esto, es que pretende utilizar ahora su nueva creación tecnológica, el Active Denial System, o Sistema de Negación Activa. Éste es un sistema electromagnético de arma no letal - según el Pentágono-, que puede hacer dispersar una multitud de personas en segundos, usando la misma tecnología que es usada en un horno microondas doméstico.   

El arma de represión, es clasificada como "menos letal" por el Pentágono porque emite un rayo de microondas de 95 gigahertz, a 600 metros de distancia, provocando la sensación de calor en la piel y un dolor intolerable en menos de cinco segundos de exposición, pero que "teóricamente no causa daños permanentes a las personas", según el sitio web de la Fuerza Aérea norteamericana,

Según el Pentágono, la onda electromagnética "penetra hasta 2 milímetros por debajo de la piel, causando un dolor semejante al de un toque a una lámpara eléctrica encendida".

El objetivo de esta arma, es hacer que el blanco es cuestión, una reunión o una manifestación, sea dispersada rápidamente, en reflejo a la sensación de dolor causado por el calor provocado por la transmisión electromagnética.

Sin embargo, científicos norteamericanos ya están cuestionando la seguridad de esa nueva arma de rayos, al estilo "Guerra de las Galaxias", en el control de tumultos y que va ser utilizada en Irak el próximo año.

La revista New Scientist, reveló ayer que, durante pruebas hechas en una base de la Fuerza Aérea en Kirtland, Nuevo Méjico, los participantes que desempeñaron el papel de manifestantes recibieron la orden de retirar gafas y lentes de contacto y que protegieran sus ojos.

En otra prueba, también tuvieron que retirar de sus prendas objetos de metal, como monedas, para evitar quemaduras en la piel. "¿que sucedería si alguien en la multitud no consigue, por cualquier razón, escapar del rayo?", preguntó Neil Davison, coordinador del proyecto de investigaciones con armas no letales de la Universidad de Bradford, del Reino Unido. "¿Como ustedes pueden garantizar que la dosis del rayo no cruce el límite que provoca daños permanentes? ¿El arma detiene el rayo para evitar una exposición demasiada larga?", preguntó.

El tiempo de exposición de las personas al rayo puede provocar daños irreparables a la visión y a los órganos internos por quemadura. El Pentágono manifiesta "alegría" porque el arma no provoca daños inmediatos y hace que las personas no sangren delante de cámaras de televisión. Pero los efectos posteriores del arma aún no fueron revelados. El rayo electromagnético eleva la temperatura del agua, pues agita las moléculas con tal velocidad, que el roce resultante de la agitación provoca calor. Es  posible que, posteriormente a la exposición, las personas tengan sus órganos afectados por el calor extremo. "Alguien que use lentes de contacto, por ejemplo, puede quedarse ciego, pues perdería la película de humedad entre el ojo y la lente, pegando las dos estructuras", dice Davison.

Otra daño sumamente importante, es el que ocasionaría a las personas que tienen instalado un marcapasos, a las cuales les causaría la muerte inmediata.

La revista informó que una versión del arma montada sobre un vehículo, bautizado Xerife, debe ser colocada en uso en Irak en el año 2006. Diez años de investigación y más de 40 millones de dólares fueron destinados a ese proyecto, que es comparado por sus críticos, de una versión militarizada de un simple y doméstico horno de microondas.

Desarrollada por la empresa Raytheon Corporation y otras empresas del Departamento de Defensa, aún está en pruebas en la base Kirtland, de la Fuerza Aérea norteamericana.

Según sitios especializados, el arma debe entrar en operaciones en unos cinco años, pero el Pentágono quiere adelantarla para el año que viene. Además, está siendo desarrollada para el uso portátil y también en helicópteros.

.

Agencias Reuters, AFP, AP y ANSA

.

AM

.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com