Calendario

<<   Julio 2005  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Roca y Perón, también se enfrentaron con la Iglesia

Por Armando Maronese - 26 de Julio, 2005, 2:12, Categoría: Historia

Dos políticos de la historia argentina, Julio Argentino Roca y Juan Domingo Perón, tuvieron conflictos con la Iglesia Católica. Paradójicamente, fueron dos presidentes que provenían de las Fuerzas Armadas. Históricamente tuvieron afinidad con ella, como lo muestra la histórica institución de los capellanes castrenses, -que hoy precipita las diferencias entre Kirchner y la Iglesia-, y que tienen sus raíces desde la misma guerra de la independencia.  

 

En el caso de Roca, el conflicto se inició en su primera presidencia (1880-1886), cuando expulsó al nuncio apostólico dándole 24 horas para dejar el país, rompiendo relaciones diplomáticas con el Vaticano.

 

Más allá de los episodios que lo desencadenaron, que comenzaron en Córdoba, la actitud de Roca se enmarcó en la política emprendida para la construcción del Estado nacional. Es que la ruptura tuvo lugar en el contexto de iniciativas como el matrimonio civil y la educación laica -ambas en su primera presidencia-, que buscaban limitar el poder temporal de la Iglesia, en línea con la ideología liberal predominante en Europa y en EE.UU., que sostenía la separación entre la Iglesia y el Estado.

 

Tras esta ruptura, que no interrumpió prácticas religiosas con la asistencia del Presidente al Tedeum, con motivo de las fiestas patrias ni generó manifestaciones anticatólicas, fue el mismo Roca quien, en su segunda presidencia, restableció las relaciones con el Vaticano que él mismo había interrumpido. Incluso durante este período la Cámara de Diputados, con mayoría conservadora, dio media sanción a la ley de divorcio, que implicaba un conflicto con la Iglesia. Pero el proyecto durmió en el Senado y quizá Roca así lo dispuso para no alterar la relación que había recompuesto.

 

En el caso de Perón, asumió la presidencia como el jefe de Estado con mayor identificación con la Iglesia Católica, desde la sanción de la Constitución Nacional en 1853.

 

Mantuvo las disposiciones de la Revolución de 1943, que anuló la enseñanza laica impuesta por Roca y estableció la religiosa confesional. Además, en la elección de 1946, la mayoría de los sacerdotes simpatizaron con el peronismo, dado que en la Unión Democrática estaban comunistas, socialistas y demócrata progresistas, partidos con programas de corte anticlerical.

 

Pero en la segunda presidencia se desató un conflicto que, en realidad, fue más consecuencia de circunstancias políticas. Comenzó por la educación, después se trasladó al divorcio (que la mayoría peronista en ambas cámaras, llegó a sancionar en abierto conflicto con la Iglesia) y culminó, con la quema de los templos más tradicionales de la ciudad de Buenos Aires, incluida la Catedral, con gran parte de su archivo histórico, hecho del cual se cumplió medio siglo en junio pasado.

 

Más allá de que Perón ordenó quemar las iglesias, la policía recibió orden del ministro del Interior de actuar y muchos sacerdotes fueron encarcelados. Perón fue excomulgado y tan sólo años después, el Vaticano le permitió volver a la grey católica.

 

El conflicto con la Iglesia fue el detonante de la caída de Perón, dado que conmovió a los militares y terminó generando una amplia coalición antiperonista, que incluyó desde el nacionalismo católico hasta el comunismo. Desde entonces, en los últimos cincuenta años, en el país domina la idea de que un enfrentamiento con la Iglesia no es prudente en términos políticos.

 

El conflicto de Roca fue más ideológico que político, no incluyó agresión alguna a la Iglesia Católica y el presidente, terminó su actuación pública reconciliándose con ella.

En cambio Perón, recorrió el camino inverso. El conflicto fue más político que ideológico; comenzó siendo el Presidente más próximo a la Iglesia Católica para dejar el poder siendo el más enfrentado. Roca se manejó sobre la base de la prudencia; Perón, en función del impulso, de su yo personal.

 

El conflicto actual del presidente Kirchner con la Iglesia Católica, no tiene por qué tener la entidad ni las consecuencias que tuvieron los de Roca y Perón, que en su tercer mandato recompuso su relación. Pero mirando la historia, parecería más aconsejable que pudiera manejarlo con la prudencia de Roca, que con la soberbia y el impulso de Perón.

.

AM

.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com