Calendario

<<   Julio 2005  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Gualeguaychú, los chicos de 5 años conocen los peligros de la lluvia ácida

Por Armando Maronese - 20 de Julio, 2005, 2:02, Categoría: General

La movilización de la ciudad contra las dos fábricas también llega a las escuelas. El optimismo ganó las calles de Gualeguaychú, esta semana, cuando la población se enteró de que organismos de financiamiento internacional frenarían los fondos previstos para las dos plantas de fabricación de celulosa que se construirán frente a esa ciudad, en cercanías de Fray Bentos (Uruguay), mientras avanzan estudios sobre sus efectos en el medioambiente.   

 

El día viernes pasado se vivía en Gualeguaychú y en toda la provincia de Entre Ríos, una jornada de distensión, aunque el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, ratificó que "el proyecto sigue firme". Quien viaje a Uruguay por el puente entre Gualeguaychú y Fray Bentos podrá observar, al llegar a tierra oriental, los preparativos de la española ENCE a la izquierda, río arriba del puente en el paraje M´Bopicuá; y a la derecha, río abajo, la remoción de tierra de la firma finlandesa Botnia.

 

En público no se escuchó en Gualeguaychú, una sola voz en favor de estas industrias papeleras en trámite, aunque en voz baja algunos entrerrianos tengan más dudas que otros, no tanto sobre las consecuencias contaminantes, sino sobre el derecho de nuestro país a paralizar las inversiones.

 

Esa misma coincidencia se nota en la comprensión de las dificultades que tiene Uruguay, para dar marcha atrás y rechazar inversiones por 1.800 millones de dólares, cifra que triplica el presupuesto anual del estado entrerriano.

 

Para la Asamblea Ambiental Ciudadana de Gualeguaychú, organización decisiva en la lucha contra las celulosas, está claro que aquella inversión no traerá beneficios, sino también daños a Fray Bentos.

 

Los resultados de la tarea de concientización llevada adelante por la Asamblea, están a la vista. Por ejemplo, Gonzalo, de 5 años, al llegar a su casa desde el jardín de infantes, graficó el grado de difusión que existe: "Papi, ¡qué olor a podrido había en la calle! Esas son las papeleras, ¿no?".

 

Juliana Hoet, su madre, le explicó que las industrias todavía no fueron construidas y que están en discusión; evidentemente, el olor venía de otra parte. Tuvo que darle detalles a su hijo porque ya Gonzalo había advertido que la lluvia del día anterior sobre la ciudad podía "destruir todo", en alusión a las amenazas de lluvia ácida.

 

Gonzalo había elaborado, junto con sus 120 compañeritos del jardín, banderas alusivas al medio ambiente sano y afiches con flores y animalitos tachados con una cruz, en los que el lápiz que más gastaron fue el negro, y todo para la manifestación multitudinaria realizada hace dos meses y medio, en el puente internacional San Martín, para protestar contra la radicación de las dos fábricas. Los papás de los alumnos también opinaron, en forma personal y por escrito, sobre las prevenciones que tenían respecto del futuro ambiental del sur entrerriano.

 

Amenaza

 

Para Gualeguaychú, el río, el aire y las verdes lomadas son valores esenciales, fuentes de inspiración poética, pero, además, son la materia prima de crecientes actividades turísticas y de economías alternativas que hoy los pobladores sienten amenazadas.

 

"No le podremos vender un solo kilo de miel a Europa", alertó Juan Veronesi, un docente jubilado, dedicado ahora a la apicultura e integrante de la Asamblea Ambiental.

 

"Es cierto, yo mismo recorrí unas 15 escuelas con mi señora y otros integrantes de la Asamblea. Cuando uno les muestra las consecuencias que debieron sufrir otras ciudades, los chicos se espantan. Les hablamos de Pontevedra, en España; de Valdivia al sur de Chile donde se acaba de realizar una manifestación llamada Marcha de los Paraguas", dijo Veronesi.

 

"No queremos la instalación y no aflojaremos, sean cuales fueren los controles que prometan. Si el gobierno nacional argentino acepta un control posterior, eso es contrario a la opinión de Gualeguaychú y de los científicos. Es inadmisible. Bregamos por una comisión binacional de estudio de impacto ambiental y que las conclusiones sean vinculantes".

.

AM

.

 

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com