Calendario

<<   Julio 2005  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Vocación

Por Armando Maronese - 4 de Julio, 2005, 1:46, Categoría: Opinión

Sabemos que la elección de un proyecto de vida está sujeta y abierta al cambio. Hoy en día, nuestro futuro se ve muy incierto, lleno de desesperanza, y en la mayoría de los casos, sin posibilidad de proyectar y soñar. Esto se palpa frecuentemente en muchos de los adolescentes y jóvenes que se encuentran en busca de una orientación vocacional, de un espacio de reflexión para pensar y pensarse, para encontrar el propio sentido de la vida. En este aspecto, el rol de los padres, docentes y orientadores vocacionales, es fundamental y decisivo.....  

Todos los padres tenemos expectativas puestas en nuestros hijos. Desde el nacimiento, comenzamos a pensar cuál será su futuro, si será feliz, a qué se dedicará, etc.

Les propongo, aquí, cuestionarnos acerca de qué hacemos con esas "expectativas": las callamos, las decimos, las confrontamos… ¿Estamos dispuestos a escuchar y ver a nuestros hijos como personas distintas y autónomas, con sus propios deseos y necesidades?

Para ellos, es de vital importancia cómo se juegan estas ilusiones paternas, ya que tienen gran influencia en su elección vocacional, convirtiéndose, en muchos casos, en verdaderos "mandatos" a ser cumplidos, por el temor a desilusionar a sus progenitores, cuando no hubo posibilidad de intercambio y comunicación entre padres e hijos, sino sólo imposición. Pero si son explícitos y abiertos al diálogo sincero, pueden transformarse en una propuesta más para ser evaluada, favoreciendo así el proceso de autoconocimiento que todo joven debe transitar, si quiere realizar una elección autónoma y madura de su proyecto de vida.

En una palabra, o los acompañamos en sus propias búsquedas, para que puedan descubrir, aprender y elegir su lugar y su manera de estar en este mundo, o les imponemos nuestras propias creencias, frustraciones y expectativas, sin otorgarles nunca la verdadera posibilidad de ser protagonistas de sus proyectos de vida, de ser ellos mismos.

Desde la primera infancia, nos encontramos con familias y escuelas que promueven el aprendizaje y el crecimiento autónomo, lo que algunos denominan "autoría de pensamiento", y también, con familias obstaculizadoras e inhibidoras de esos procesos. ¿Con quiénes nos identificamos?

Nuestro desafío es y será, darnos a nosotros mismos y a nuestros jóvenes la posibilidad del encuentro con uno mismo y su vocación, para desarrollarla con todo el amor, el esfuerzo y el compromiso que merece.

En este momento de profunda crisis, en el que estamos todos inmersos, frecuentemente transmitimos nuestros fracasos, desilusiones, bloqueos, miedos... Pareciera que no hubiera lugar para la esperanza, la confianza, el proyecto... En muchas ocasiones, depositamos nuestra propia experiencia respecto de la carrera o trabajo en nuestros hijos, sin darnos cuenta que ellos tienen el derecho y la oportunidad de emprender un camino diferente.

Si bien la crisis conlleva angustia y desesperanza, al mismo tiempo debemos aprovecharla, como oportunidad de crecimiento y cuestionamiento, desarrollando al máximo nuestros recursos en forma creativa y satisfactoria para nosotros mismos y nuestra comunidad.

Cada uno de nosotros nace con una misión, para cumplirla y construirla, de acuerdo a los talentos recibidos, haciendo frente a las dificultades que surjan con profunda confianza en nosotros mismos y en nuestros proyectos.

Comprometámonos con nuestra vocación de acompañar y orientar a nuestros hijos, en la búsqueda y descubrimiento de proyectos de vida sanos y autónomos, recordando siempre que la familia y la escuela son las primeras orientadoras, para aquellos jóvenes que se enfrentan con el gran desafío de elegir y elegirse, construyendo quién quieren ser y hacer.

Nuestra misión es formar personas libres, responsables y comprometidas con sus proyectos, con una profunda esperanza y confianza en sí mismos, en su comunidad y, por sobretodo, con mucha fe en Dios.

*

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com