Calendario

     Junio 2005  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30    

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Vencer el miedo

Por Armando Maronese - 26 de Junio, 2005, 18:47, Categoría: Opinión

Podemos decir que el miedo es:

- Aquello que sentimos ante un peligro real, cuyo final vislumbramos como fatal para nosotros y debemos protegernos y, si no es posible, escapar corriendo.

- Es una señal que nos avisa que no estamos preparados para afrontar la situación.


- Una visión negativa del futuro. ......

Hay que tener miedo al miedo, porque nos inhibe para correr riesgos, nos impide poner en acción nuevas ideas: nos obstaculiza para proyectarnos hacia delante con creatividad y claridad, puede llegar a paralizarnos y enredarnos en un estrés invalidante.

Hay veces, en que el miedo puede ser un buen aliado. Nos pone en alerta y nos enseña a caminar con precaución sobre terrenos peligrosos. El problema no está precisamente en tener o no tener miedo. El problema está en saber afrontarlo.

Cuando el temor es constante, uno pierde la confianza en sí mismo y en su propia capacidad. Se siente incompetente y abocado al fracaso. Los temores infundados o imaginarios consumen mucha energía y producen desasosiego.

Cuando se habla de vencer el miedo, no se trata de eliminar todo temor, sino de tomar conciencia de las causas que subyacen en el miedo y, después, aprender a afrontarlas cara a cara y con los ojos abiertos. El valor no está en la ausencia del miedo, sino en la capacidad de proseguir en la lucha a pesar del miedo, esto es, sin que el miedo consiga anularnos.

Es importante identificar las causas del miedo, pero no basta; sólo el reconocimiento de las causas no resuelve el problema, a pesar de que un buen análisis del miedo y sus consecuencias, garantiza al que es víctima del miedo mejores mecanismos de defensa para enfrentar el problema.

Para superar el temor hay que afrontarlo. Si alguien siente miedo de hablar al otro, que lo mire a los ojos y le hable con seguridad. El temor se desvanecerá.

La introspección puede ser una gran ayuda. Siéntense tranquilamente y reflexionen serenamente sobre el absurdo de sus temores imaginarios. Verán cómo el miedo vuela como pájaro de mal agüero.

Algunos psicólogos opinan que una ausencia absoluta de temor a lo largo de la vida, es imposible, pero pueden lograrse victorias significativas. Es un hecho que la conducta humana está inspirada frecuentemente en el miedo y la ignorancia, pero no es menos cierto que, si nos lo proponemos de verdad, nuestra conducta también puede estar edificada sobre la libertad y la paz.

Si acertáramos a liberarnos de las tribulaciones imaginarias, nuestra vida sería incomparablemente más feliz. Uno de los aspectos más importantes para forjar una personalidad, es la tarea de ir eliminando y borrando por completo, los efectos perniciosos del temor en todas sus manifestaciones. Mejoraría notablemente nuestra calidad de vida.

A diferencia de un peligro real, la amenaza quimérica del temor se diluye con el sencillo procedimiento de razonar, de prohibirse pensar en él. Reconociendo que es producto de nuestra retorcida imaginación. El secreto para eliminar un miedo irreal consiste en evitar el abuso imaginativo. Y esto está al alcance del miedoso, en la medida en que se convenza que tiene poder para controlar su propio pensamiento. Compruébenlo.

En una primera instancia, el miedo tiene una función protectora frente a los riesgos en que se vea amenazada nuestra supervivencia. Pero cuando se trata de un miedo más bien psicológico, hay que examinar su causa y tratar de vencerla.

Cualquiera sea el grado de intensidad con que estemos viviendo una amenaza, el miedo sólo se vence enfrentándose a él. Este enfrentamiento implica tranquilizarse, analizar lo más fríamente posible las causas de los temores y eliminar racionalmente los fantasmas. Y para ello, tenemos que comenzar primero por confiar en nosotros mismos.

Otro método que nos ayudará a superar los temores, es el hecho de compartirlos con alguna persona competente y de gran confianza, porque en esta comunicación y cambio de impresiones, van diluyéndose paulatinamente los fantasmas, desaparece la oscuridad y amanecen la libertad y la paz.

El miedo y la fe en el amor

En general, nuestros miedos provienen de la experiencia de la soledad existencial. Al sentirnos interiormente solos, nos sentimos también inseguros, desprotegidos y de la inseguridad, nace el miedo. Ahora tenemos que retroceder paso a paso venciendo los obstáculos.

¿Cómo vencer el miedo? Venciendo la inseguridad. ¿Cómo vencer la inseguridad? Venciendo la soledad. Y hay una sola manera de vencer la soledad: poblándola de presencia y esta presencia, es aquello que está presente en todo tiempo y en todo lugar.

Yo, que he viajado por la amplitud del planisferio, encontrándome de puertas abiertas con muchos seres humanos, tratándolos de dentro a dentro y, al mismo tiempo, he buceado por los abismos de las ciencias del hombre, hace años que he llegado a la convicción definitiva que, para derrotar al supremo enemigo del corazón del hombre que es el miedo, no hay en las ciencias humanas otra arma invencible sino la fe viva en algo que nos ilumine, nos llene y nos de seguridad.

El amor perfecto desecha el temor, y en la profundidad misma, donde se da la intimidad entre nuestra alma y el amor, nace la paz. Cuanto más entrañable la intimidad, mayor la seguridad. Y a tanta seguridad, tanta libertad. Y a tanta libertad, tanta paz. Y la paz del amor, que habita en la última estancia del alma, es la suprema victoria sobre el miedo.

Este proceso de liberación se consuma por el camino del trato personal, de dentro a dentro, en el misterio de la comunicación personal, en la relación íntima tú-yo (yo-tú).

Esta convicción nos infundirá seguridad y tranquilidad contra todos y cualesquiera miedos. Esto capacitará a la persona para crecer y adaptarse a los cambios y peligros, conservando la confianza en el poder y en el amor.

Si el amor está conmigo, ¿quién está contra mí?.

.

¿No les parece?

AM

.

Permalink :: 1 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com